REGIONAL

REGIONAL

Luego de realizar un recorrido por el género tropical y ser integrantes de la agrupación musical ‘Sin Límite’, los Hermanos Galindez decidieron independizarse e incursionar en el campo de la cumbia y lo popular para consolidarse como cantantes.

Fredy y Wilmer Galindez son dos jóvenes de Almaguer, Cauca, quienes desde su infancia han sido apasionados por la música. En el año 2008 ingresaron a la escuela de música Musicoral en el corregimiento de Bitaco, municipio de La Cumbre, departamento del Valle del Cauca.

Allí estuvimos dos años y participamos en un concurso de solitario andino. Mi hermano Wilmer participó en la modalidad de prejuvenil mientras que yo lo hice en juvenil y llegamos a ser semifinalistas”, explicó Fredy a esta casa editorial.

Por varias razones, como estudio y trabajo, no continuaron este camino juntos. Fue hasta el 2013 que Wilmer ingresó a ‘Sin Límite’ como puntero de guitarra eléctrica y, dos años después, llega Fredy a este mismo grupo como acompañante en guitarra electroacústica.

“Ya en el 2018 decidimos conformar un nuevo grupo llamado ‘Los Hermanos Galindez’ y con el que realizamos presentaciones representando la cumbia y el género popular, actividad que alternamos con nuestros estudios de ingeniería en la Universidad del Valle. Ya realizamos, hace un mes, el lanzamiento de nuestra primera canción titulada ‘No Quiero Verte’, la cual ha sido bien recibida en los departamentos del Cauca y Valle”.

En los próximos días, ‘Los Hermanos Galindez’ estarán en la ciudad de Florencia presentando su proyecto musical.
 

Mañana viernes, las autoridades administrativas de Florencia se reunirán para crear canales de comunicación entre los propietarios de establecimientos de comercio y los nuevos agentes de tránsito que operan en la ciudad.

El anuncio lo hizo el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Florencia para el Caquetá, Carlo Andrés Prada Gómez, quien explicó que junto con el alcalde Luis Antonio Ruiz Cicery programaron el encuentro.

“Lo que se busca es saber, a ciencia cierta, cuál va a ser su trabajo, cómo van a intervenir la ciudad con su nueva gestión y, así mismo, socializar el Decreto de cargue y descargue para que a los comerciantes les quede claro y no se presenten inconvenientes”.

De paso, recordó que este canal de comunicación es importante para ambas partes, ya que se despejarán dudas frente a la regulación de la movilidad, especialmente en el centro de la ciudad.

“La reunión está programada a partir de las 3:00 de la tarde en el Centro de Atención Empresarial de la Cámara de Comercio. Esperamos que con este tipo de jornadas, toda la información quede clara y no se presente ningún inconveniente el día de mañana”.

 

Un grupo de 23 expedicionarios llegó al municipio de San Vicente del Caguán, norte de Caquetá, para emprender una expedición de caracterización biológica al Parque Nacional Natural Cordillera de los Picachos.

El equipo estuvo conformado por habitantes de la Zona de Reserva Campesina Pato – Balsillas, exguerrilleros en proceso de reincorporación (como prefirieron autodenominarse), guardaparques de Parques Nacionales Naturales, funcionarios de WWF Colombia e investigadores de la Fundación La Palmita, la cual tiene su sede en Trinidad, Casanare, y cuyo objetivo es generar conocimiento sobre la diversidad biológica y social de la región de la Orinoquia para desarrollar ideas innovadoras en el sector agropecuario y la conservación de la biota regional.

El objetivo era explorar el PNN Cordillera de los Picachos, un área protegida que estuvo fuera del alcance de los científicos durante las décadas más fuertes del conflicto armado. La misión del grupo, además, consistía en crear un inventario de biodiversidad que incluye aves, mamíferos medianos y grandes, murciélagos, mariposas, plantas, anfibios y reptiles.

Miguel Rodríguez, director científico de la Fundación La Palmita e investigador de la expedición, explicó que uno de las actividades realizadas fue capacitar a los participantes de la Zona de Reserva Campesina en procesos de avistamiento, colección, muestreo y procesamiento de información biológica.

“El piedemonte amazónico es una de las áreas más biodiversas en el planeta y en esta área protegida, particularmente, hay una confluencia desde la Amazonia, los Andes e incluso la Orinoquia. Es una especie de triángulo donde hay muchísima diversidad biológica, pero desafortunadamente también es uno de los sitios en los que hay mayor vacío de conocimiento”.

Agregó que los exguerrilleros en proceso de reincorporación, desde su papel como investigadores locales, pudieron respaldar la generación de información de este territorio y, de paso, podrán aprovecharla con distintos fines como la sensibilización frente a la importancia de la conservación de la vida silvestre y el desarrollo de servicios de turismo de naturaleza.

David Fajardo, oficial de Gobernanza de WWF Colombia, explicó que lo que se busca que esta información se pueda aprovechar, por ejemplo, para colecciones científicas e investigaciones en universidades, para establecer acuerdos de conservación y para sensibilizar tanto a otros habitantes locales, como a futuros turistas, sobre la importancia de conservar el área protegida”.

Los resultados preliminares de la expedición entre El Salto del Venado y el río Coreguaje, muestran que se registraron cerca de 248 especies de plantas, 376 de mariposas, 26 de anfibios, 10 de reptiles, 275 de aves, 36 de murciélagos y 30 de mamíferos medianos y grandes. Sin embargo, estas cifras pueden cambiar en la medida en la que se confirmen nuevas especies, especies muy raras o especies en alguna categoría de amenaza.

En ese mismo sentido, María de los Ángeles Vargas, gerente de la Cooperativa Multiactiva de Colombia Manuel Marulanda Vélez, Mmavecoop, recordó que en este territorio, además de la Columna Móvil Teófilo Forero Castro, operaban otros frentes de las Farc; por lo tanto, fue una zona que vivió las arremetidas militares más fuertes.

“Hubo muchos bombardeos, pero así como fuimos tan reconocidos en la guerra, hoy queremos destacarnos por la paz. De esta expedición, que es un reconocimiento a la defensa que la gente ha hecho del territorio, se van a desprender cosas muy positivas. Yo sueño con que este se convierta en un sitio de investigación científica y que lleguen personas que puedan disfrutar de esta naturaleza única mientras la cuidamos para que futuras generaciones también puedan venir a hacer lo mismo”.

Esta expedición fue posible gracias al proyecto Áreas Protegidas y Paz, apoyado por la Iniciativa Climática Internacional del Ministerio Federal de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de Alemania, y desarrollado por WWF en alianza con Parques Nacionales y desarrollado por WWF Colombia en alianza con Parques Nacionales Naturales de Colombia.

 

 

Hasta el próximo 31 de julio, jóvenes líderes afros e indígenas de Caquetá, Amazonas, Putumayo, Vaupés, Guainía y Guaviare que tengan entre 18 y 35 años podrán inscribirse a la convocatoria de becas DALE Amazonía de la Corporación Manos Visibles y la Open Society Foundation.

Según Audrey Mena, gerente técnica y de incidencia de Manos Visibles, DALE Amazonía busca fortalecer los conocimientos y capacidades de estos jóvenes a través de cinco meses de formación gratuita para que contribuyan al desarrollo de sus territorios y comunidades mediante liderazgos con proyección de futuro y soluciones innovadoras.

“En Colombia, el 60% de los pueblos indígenas identificados residen en la Amazonía. Hablar de ‘Amazonía Visible’ es el llamado a la acción en un contexto donde la deforestación y el calentamiento global no dan tregua. Si nos preguntamos quién lidera el cambio, ante ello respondemos con este programa de formación DALE Amazonía que, en medio de las discusiones del cambio climático, la equidad de género y racial, busca poner este territorio en la agenda global e invitar a las juventudes para que sean parte de las soluciones innovadoras”.

Así mismo, se pretende poner en la agenda temática territorial para que se propicie el fortalecimiento de liderazgos juveniles gracias a herramientas que potencien sus procesos comunitarios. Paralelamente, se busca reflexionar sobre el rol que se asigna a las juventudes étnicas buscando cómo dinamizar el rol ocupado por las y los jóvenes afros e indígenas de la región.

Las personas seleccionadas recibirán formación en liderazgo virtualmente, compartirán con experiencias significativas, referentes regionales y crearán una agenda de impacto colectivo con enfoque ambiental, de género y étnico. Los principales requisitos para aplicar son ser un líder o lideresa principalmente en Putumayo, Caquetá, Amazonas, Guaviare, Guainía y Vaupés, tener entre 18 y 35 años e intereses afines a la construcción de paz y manejo de temáticas de género, gestión ambiental, diversidades y equidad racial.

Los interesados podrán ampliar la información ingresando a la página web de Manos Visibles www.manosvisibles.org

 

 

Los gerentes de los frigoríficos del país, agrupados en la Asociación Nacional de Empresas Cárnicas, Asocarnicas, eligieron como presidente de la Junta Directiva de la entidad gremial a Milton Chávez López, gerente de Cofema, en remplazo de José Fernando Cárdenas, actual gerente de Frigouraba.

La decisión, tomada por unanimidad, se da como un espaldarazo a la gestión realizada por el funcionario en pro de este sector económico y se convierte en la primera vez en la que un caqueteño ocupa esta dignidad.

“Es una tarea nueva que vamos a emprender en representación Cofema. Estaremos liderando acciones en pro de los de los frigoríficos nacionales. Desde ahí, adelantaremos toda la labor de representación gremial ante las diferentes instituciones como el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Salud y el Invima, entre otras, con las cuales tenemos comunicación directa como frigoríficos o como empresas agroindustriales”.

De paso, explicó que desde Asocarnicas hay tareas puntuales para cumplir en beneficio de este sector como, por ejemplo, la búsqueda de la ampliación de los tiempos para el cumplimiento al Decreto 1500, que se vence en el mes de noviembre de este año.

“Igualmente hay unas tareas con el Ministerio de Agricultura en pro de la apertura de mercados internacionales como Perú y algunas zonas de los países asiáticos que están interesados en hacer alianzas comerciales con Colombia para el abastecimiento de carne”.

 

Tras un proceso de selección en el que participaron asociaciones de todo el país, el Comité de Cultivadores de Cacao en Sistemas Agroforestales de San Vicente del Caguán, Comicacao, fue escogido como semifinalista de la versión número ocho del Concurso Cacao de Oro, el cual selecciona los cacaos de la más alta calidad de Colombia con el fin de promover la producción y exigencias de calidad internacional.

Carolina Sarria, gerente administrativa de Comicacao, explicó que con esta designación empezarán a ganar más dinero por su producto.

“Ello nos permite conseguir un valor agregado en el valor pagado. Es decir, nos pagan mejor y ese precio mejor se traduce directamente a nuestros asociados, producimos mejor calidad, tendríamos acceso a mejores mercados, nos fortaleceríamos como organización y pasaríamos a tener un poco más de identidad y apropiación”.

Esta apuesta ha transformado la vida de 195 familias en el norte del departamento del Caquetá y se concentra en 57 veredas en donde existen 400 hectáreas del árbol tropical.

Cabe resaltar que esta asociación recibió, en diciembre de 2019, un centro de acopio por parte del Fondo Colombia en Paz, la Agencia de Renovación del Territorio, ART, y el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito, PNIS, para dar movilidad a las iniciativas de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, PDET.

Así mismo, se han mejorado los procesos de beneficio de seis toneladas mensuales del grano en baba y optimizar los procesos de producción del chocolate de mesa en presentaciones amargo y semi – amargo de la marca Del Bosque; de paso, se están realizando los pilotos para la elaboración de chocolatinas y bombones rellenos de fruta amazónica.

Página 1 de 12

FACEBOOK

INSTAGRAM

Top