JUDICIAL

JUDICIAL

Quince años de dolor, sufrimiento y angustia por no saber nada. Quince años en los que no ha parado de buscar a su hijo y no ha encontrado rastro alguno. Quince años en los que las autoridades competentes, si bien conocen el caso, poco han hecho.

Y precisamente esos quince años son los que le pesan en el alma a Nohemí Agudelo, madre de Cristian Camilo Josa Agudelo, quien desapareció el 28 de agosto del 2006, al caer la tarde, en el barrio Ciudadela Habitacional Siglo XXI de Florencia en momentos en que hacía el favor de llevar un portón a la segunda etapa del barrio.

“Mi hijo tenía 17 años. Yo tenía un punto de venta de arepas y él era el que me probaba la sazón. Ese día fue a llevar el portón y, como se estaba demorando, yo probé la sal de las arepas y prendí el carbón”.

Según ella, alcanzó a ver a lo lejos que un taxi, con sus ocupantes, dio media vuelta y se fue. Lo que no percibió era que su hijo iba allí, al parecer, por voluntad propia, ya que los testigos que presenciaron el hecho aseguran que el adolescente no fue empujado ni obligado a abordar el carro.

“A él algo le pasó. Él no estaba enseñado a irse de rumba y durar tres o cuatro días por fuera de la casa porque nunca lo hacía. Hablar de él es muy duro. A los quince días, yo lo tenía sonando en varios medios de comunicación nacionales, incluyendo la Emisora de la Policía en Bogotá”.

Agudelo recuerda que durante todo este tiempo ha acudido a todas las instituciones del caso para poder establecer, a ciencia cierta, qué le pasó a su retoño. De hecho, en cada entidad ha recibido buen trato y la ayuda necesaria, pero aún no hay resultados de la incesante búsqueda.

“Yo lo único que quiero saber es qué pasó exactamente, por qué mi niño no está conmigo. En mi corazón de madre creo que está muerto porque una vez soñé que él, desde una nube, me pedía que no sufriera más por él, que dejara el tema así, pero yo quiero saber dónde está y si me toca ir a recoger sus restos, lo hago”.

Pero el dolor siguió enquistándose en su vida. Infortunadamente su otro hijo, Wilmer Josa Agudelo, quien se desempeñaba como soldado del Ejército Nacional, murió en un asalto que las tropas realizaron a un campamento de las disidencias de las Farc el 15 de diciembre de 2018 en la vereda Candilejas, zona rural del municipio de San Vicente del Caguán.

“Esto también fue muy doloroso, pero sé dónde está mi hijo y puedo ir a llevarle flores. Yo lo único que quiero es que las instituciones encargadas de la búsqueda de personas me ayuden para encontrar alguna pista que me lleve al paradero de Cristian Camilo”.

Las autoridades de Caquetá capturaron a Cristian Andrés González Obando por los delitos de homicidio agravado en concurso con fabricación, tráfico y porte ilegal de armas de fuego, partes o municiones porque sería el presunto responsable del homicidio de José Gabriel Guaca, militar en uso de buen retiro que falleció el pasado 11 de febrero en el barrio Villa del Rey – La Gloria de la ciudad de Florencia. 

Diego Peñuela Reina, director de Fiscalías en la región, explicó que la detención del hombre se dio en desarrollo de una diligencia de allanamiento y registro en el barrio Villa Érica de esta capital. 

“En el lugar fue encontrada un arma de fuego tipo pistola calibre 7,65 mm, un proveedor y 10 cartuchos para la misma, además de 36 cartuchos calibre 9 mm. Así mismo, fue descubierta en flagrancia Daniela Carolina Trujillo Pabón, a quien se le enrostraron cargos por el punible de porte de armas de fuego y deberá seguir compareciendo al proceso”. 

Agregó que se cuenta con suficientes elementos de prueba y evidencia física para vincular a este hombre, conocido con el alias de ‘Negro’ o ‘El Niche’, con el deceso del exmilitar cuando éste se desplazaba por el lugar de los hechos. 

“Allí fue abordado por dos personas que le dispararon desde una moto en repetidas ocasiones, acabando con su vida de manera instantánea”. 

Al término de las audiencias de rigor, le fue impuesta medida de aseguramiento por los delitos ya descritos, los cuales le fueron imputados por un fiscal de la Unidad de Vida de la Seccional Caquetá. En los próximos días se presentará escrito de acusación en su contra.

Las autoridades del Huila incautaron material y artefactos explosivos improvisados que presuntamente serían de las disidencias de las Farc y que estaban siendo acumulados en área rural de este departamento para fortalecer sus redes de apoyo y que operan en Caquetá.

El coronel Eduardo Arias, comandante de la Novena Brigada del Ejército, explicó que tropas del Batallón Tenerife neutralizaron las pretensiones de expansión territorial y de fortalecimiento logístico y financiero de los Grupos Armados Organizados Residuales que tienen injerencia en el sur del país.

“En una primera acción, la que se concentró en la vereda San Diego del municipio de Aipe, los soldados ubicaron un cilindro de 40 libras cargado con explosivo de fabricación casera. Al parecer, hacía tres meses había sido oculto entre la maleza por integrantes de las Redes de Apoyo a Estructuras Residuales del Frente Ismael Ruiz. Posteriormente, las labores de inteligencia llevaron a las unidades hasta la vereda Santa Librada de Neiva, donde fue hallado un segundo depósito ilegal, esta vez con 53 kilos de explosivo tipo anfo acondicionados en una caneca plástica y que, según las investigaciones, pertenecería presuntamente al Frente Fernando Díaz que delinque en el departamento del Caquetá”.

Según el alto oficial, los explosivos fueron destruidos controladamente por personal del grupo MARTE del Ejército, contrarrestando de esta manera la amenaza que representa para la población campesina la presencia de éstos elementos en la zona rural.  
 
“Según los análisis, existe por parte de la Segunda Marquetalia, la  intención de fortalecer sus redes de apoyo con el propósito de reactivar el antiguo corredor de movilidad que conecta a los departamentos Huila, Caquetá, Meta y Cundinamarca, buscando así una posición estratégica para sus planes delictivos”.

Con el objetivo de encontrar a todas las personas desaparecidas en el marco del conflicto armado que vivió el país, la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas, UBPD, lanzó una estrategia de búsqueda humanitaria y extrajudicial de estas personas con la ejecución de 18 Planes Regionales de Búsqueda a corto plazo y con los que serán abordadas 16 subregiones, dentro de ellas se incluye Florencia.

Luz Marina Monzón Cifuentes, directora de la UBPD, reveló que dicha estrategia se trazó con miras al 2022.

“Las prioridades se definen a través de distintos criterios que tienden a responder a las siguientes preguntas: a quiénes estamos buscando, en dónde les estamos buscando, cuándo fueron desaparecidos, quiénes les están buscando y cómo desaparecieron. En estos criterios tienen una importancia significativa los periodos de la desaparición y los lugares”.

Agregó que los Planes Regionales permitirán que la búsqueda sea sistemática, integral, organizada, coordinada y participativa para encontrar a las personas desaparecidas y responder la pregunta a quienes les buscan: ¿qué les ocurrió?

“Lo particular de los Planes Regionales es que la búsqueda no se hace uno a uno, sino de manera colectiva y masiva. Esto significa que la información de una persona desaparecida puede contribuir a la búsqueda de otras”, insistió.

Las 16 subregiones son Florencia, los Montes de María, el área metropolitana de Bogotá, la zona del Ariari Guayabero, el Sarare, el Bajo Putumayo, Urabá, el Oriente y el Suroeste Antioqueño, Valle de Aburrá, el Catatumbo, Magdalena Medio, el Piedemonte Llanero, el Eje Cafetero, la Sierra Nevada de Santa Marta y el Andén Pacífico Sur.

Dos personas que transportaban al interior de la caja de herramientas de su vehículo trece paquetes de pasta base de coca fueron capturadas en la vía Florencia – Suaza en las últimas horas.

El coronel Oscar Lamprea, comandante del Departamento de Policía en Caquetá, sostuvo que dentro de dichos paquetes venían 18 kilos del alcaloide.

“Mediante acciones de control en la vía que de Florencia conduce al vecino departamento del Huila, se logró la captura de un hombre y una mujer que tenían en su poder 18 kilos de esta sustancia que afecta de la integridad de los seres humanos”.

El hallazgo se produjo en la caja de herramientas del vehículo en el que se movilizaban tras realizar un registro.

“Al verificar el contenido de los paquetes, integrantes de la Seccional de Tránsito y Transporte descubrieron que se trataba de base de coca, arrojando un peso de 18.000 gramos. Inmediatamente los uniformados trasladaron a las personas, el automotor y la sustancia hasta las instalaciones de la Fiscalía de Turno URI, donde fueron dejados a disposición por el delito de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes”.

Según las primeras indagaciones, el alcaloide tendría como destino la capital del país para ser comercializada en las conocidas ‘ollas’ a través del narcomenudeo.

Ante un juzgado especializado de Florencia, la Fiscalía General de la Nación adelantó audiencia de aprobación de preacuerdo a favor de Yesica Andrea López Paredes, conocida con el alias de ‘La Burra’, oriunda del municipio de Belén de los Andaquíes y quien fue condenada a ocho años de prisión luego de aceptar la responsabilidad del delito de concierto para delinquir.

Diego Peñuela Reina, director del ente acusador en Caquetá, explicó que la condenada traficaba con marihuana, perico y bazuco en varios sectores de Florencia, especialmente en la zona conocida como ‘El Callejón’.

“En octubre de 2020, se logró la desarticulación de la banda ‘Los del Callejón’ al capturar a 13 personas, incluyendo a López Paredes. Esta organización realizaba labores de comercialización de estupefacientes, clorhidrato de cocaína y marihuana en encomiendas y narcomenudeo en los barrios Idema, San Luis, Versalles y Obrero”.

Agregó que varias de estas personas, tras revisar sus antecedentes, se pudo establecer que también se dedican al hurto en todas sus modalidades como, por ejemplo, el hurto a personas, comercio y residencias.

“Para el caso de López Paredes, se conoció que era la coordinadora del expendio y la jefe de la organización. Tras imponerle la sentencia, permanece en un centro carcelario, lugar donde se encuentra desde su detención el año pasado”.

Página 10 de 43

FACEBOOK

Instagram

Top