Mostrando artículos por etiqueta: armada nacional

Las autoridades civiles y militares que hacen presencia en el municipio de Cartagena del Chairá llegaron hasta el centro poblado de Santa Fe del Caguán para realizar la entrega de ayuda humanitaria a afectados por la ola invernal.

El alcalde local, Edilberto Molina Hernández, explicó que dicha ayuda fue donada por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, UNGRD, a 120 familias que hoy sufren por las inclemencias del clima.

“Los elementos entregados fueron 450 colchonetas, 150 kits de mercado, 150 kits de cocina, 150 kits de aseo, 450 toldillos y 450 frazadas, ayuda que corresponde al censo que realizó la Secretaría de Gobierno en articulación con la Cruz Roja y la Defensa Civil en esta zona del río Caguán”.

De acuerdo con el mandatario, el trabajo de las tropas del Batallón de Infantería de Marina N 31 de la Armada Nacional fue fundamental en la logística y transporte de elementos y personal hacia el caserío.

“Tuvimos además la oportunidad de reunirnos con la comunidad educativa para socializar el mejoramiento de la infraestructura educativa del lugar. Allí se invertirán 18 millones de pesos y se abrirá el puesto de salud con una auxiliar de enfermería para la atención primaria en salud”.

Un nuevo golpe a las estructuras del narcotráfico, fue propinado por la Armada Nacional de Colombia, en conjunto con la Policía, en el departamento de Caquetá al encontrar 104 plántulas de coca y lograr la captura de cuatro personas por los presuntos delitos de concierto para delinquir y conservación o financiación de plantaciones.

El contralmirante Harry Ernesto Reyna niño, comandante de la Fuerza Naval del Sur, explicó que 104 plántulas de estas estaban siendo transportadas en un motocarro.

“Tropas del Batallón Fluvial de Infantería de Marina N 33, de forma conjunta y coordinada con el Ejército y Policía Nacional, capturaron un sujeto en la vía Albania – Curillo. El hombre conducía un vehículo tipo motocarro que llevaba en su interior 104 plántulas de coca, en dos costales, con un peso aproximado de 100 kilogramos. Este elemento, presuntamente, habría sido sembrado por el Grupo Armado Organizado Residual Carolina Ramírez en el municipio de Curillo. El detenido fue imputado por el supuesto delito de conservación o financiación de plantaciones”.

Adicionalmente, en Cartagena del Chairá, el Batallón Fluvial de Infantería de Marina N 31 logró la aprehensión de tres hombres conocidos con el alias ‘Edwin’, ‘Antonio’ y ‘Rodolfo’ por los aparentes delitos de concierto para delinquir, invasión de área de especial importancia ecológica y daños a los recursos naturales renovables.

“Los sujetos, al parecer, pertenecían a la red criminal ‘Amazonía VI’ y tenían estrechos vínculos con los Grupos Armados Organizados Residuales Miller Perdomo y Jorge Briceño Suárez, dedicados a invadir áreas con el fin de sembrar coca y realizar ganadería extensiva. La incautación de este material, permite detener la producción de aproximadamente 50 kilogramos de clorhidrato de cocaína al mes, avaluado en países europeos en más de tres millones dólares”, puntualizó el alto oficial.

Durante tres días, los habitantes de la vereda Cumarales y sectores aledaños del río Caguán recibieron atención médica, odontológica, oftalmológica, servicios de vacunación y actividades recreativas en el marco de una jornada de apoyo al desarrollo que realizaron las autoridades civiles y militares del municipio de Cartagena del Chairá.

Según el alcalde local, Edilberto Molina Hernández, dicha jornada contó con el acompañamiento de la ESE Sor Teresa Adele, la Secretaría de Salud Departamental, el Instituto Municipal de Cultura, Recreación, Deporte y Turismo, el Ejército y la Armada Nacional.

“Más de 900 personas fueron beneficiadas con esta actividad y recibieron atención en odontología, consultas médicas, psicológicas, oftalmológicas y capacitaciones en temas relacionados con la pandemia; además, conocieron cómo de ser el manejo adecuado de residuos sólidos y el proceso casero de potabilización de agua”.

Agregó que también se realizaron en el lugar trabajos de pintura de fachada, peluquería, intervención de los pisos, actividades recreativas y reparación de andenes, entre otros, como la iluminación del polideportivo con reflectores.

“De igual manera se vacunaron a 59 personas contra el COVID – 19 y a 49 niños y adolescentes contra la influenza, sarampión, polio, rubeola y varicela. Por parte de la Comisaría de Familia se dieron una serie de charlas de prevención contra el reclutamiento forzado, vulneración de derechos de los menores y prevención contra la explotación sexual”.

Igualmente, de la mano con la Fuerza Pública y la comunidad, se hizo la adecuación de andenes en la institución educativa del sector y se está proyectando la adecuación del puesto de salud.

Durante la realización de un operativo realizado entre el CTI de la Fiscalía, la Policía y la Armada Nacional, fue capturado Luis Alberto Velásquez Bonilla porque, supuestamente, habría incurrido en los delitos de homicidio agravado y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego agravado. 

El director de Fiscalías en Caquetá, Diego Peñuela Reina, explicó que el hombre sería el presunto responsable de la muerte de un reincorporado y de un civil en el municipio de Solano, sur del departamento.

“La Fiscalía General de la Nación obtuvo medida de aseguramiento en centro carcelario contra Luis Alberto Velásquez Bonilla por su aparente responsabilidad en el asesinato de Bonargen Silva Niño, quien se encontraba en proceso de reincorporación, y de Germán Bermúdez Carvajal en la vereda Guadalajara de este municipio”.

De acuerdo con el funcionario, en las audiencias concentradas ante el Juzgado Promiscuo Municipal de Solano, un fiscal de la Unidad Especial de Investigación, UEI, expuso que existe material probatorio recaudado por el Grupo Itinerante de Caquetá que indica que el crimen habría sido motivado por disputas de tierras.

“Los hechos ocurrieron el 12 de noviembre de 2017. El hoy procesado, quien no aceptó los cargos, fue detenido mediante orden judicial en el municipio de Solano y fue enviado a la cárcel.

La Armada Nacional de Colombia, con el apoyo de la Policía Nacional, la Fuerza Aérea Colombiana y la Fiscalía General de la Nación, logró la captura de forma simultánea de alias ‘Norma’, alias ‘Chepe’ y el sometimiento a la justicia de alias ‘Marrano’, alias ‘Tatiana’ y alias ‘Alex’, quienes serían principales cabecillas de la Red de Apoyo de Estructuras Residuales y de Finanzas de las disidencias de las Farc en el sur del país.

El brigadier general Guillermo Arturo Castellanos Ojeda, comandante de la Fuerza Naval del Sur, explicó que alias ‘Norma’ fue capturada en el municipio de Cartagena del Chairá durante un allanamiento a su vivienda.

“Al parecer sería la encargada de manejar las comunicaciones y las actividades de inteligencia delictiva en este departamento, informando sobre la presencia de las autoridades con el fin de que la comisión armada de alias ‘El Tigre’ no fuera detectada, sujeto que estaría relacionado sentimentalmente a ella y sería el principal cabecilla de la comisión de orden público de alias ‘Chepe’, detenido en las calles del municipio de Rovira, Tolima, mientras se encontraba departiendo en un establecimiento público”.

Agregó que estas dos personas tenían orden de captura por los delitos de extorsión, homicidio, concierto para delinquir agravado con fines terroristas y de narcotráfico. Fueron puestos a disposición de las autoridades competentes, quienes adelantan las labores de judicialización.

Igualmente dio a conocer que se neutralizaron las proyecciones de esta estructura, logrando además el sometimiento a la justicia de alias ‘Marrano’, alias ‘Tatiana’ y alias ‘Alex’, éste último se desempeñaba desde hace diez años como el segundo cabecilla de la comisión de finanzas del Grupo Armado Organizado Estructura Carolina Ramírez, la cual está bajo el mando de Ebimelec Eregua Torres, alias ‘Alonso 45’.

“Este sujeto presuntamente mantenía el control de las actividades de explotación ilícita de yacimientos mineros y actividades relacionadas a la cadena de narcotráfico. De paso, se encargaba de llevar a cabo las actividades de extorsión a ganaderos y comerciantes desde el municipio de Solano, Caquetá, hasta el sector de Puerto Santander en Amazonas”.

El alto oficial recordó que alias ‘Tatiana’, al parecer, se desempeñaba desde hace cuatro años como la tercera cabecilla de la comisión de finanzas que delinque entre el sector de Guaquira, Putumayo, hasta Puerto Santander en Amazonas, área sobre la cual mantenía el control de las actividades de explotación ilícita de yacimientos mineros y la cadena de producción del narcotráfico.

“Alias ‘Marrano’ frecuentaba la comunidad de Las Palmas en el departamento del Caquetá, desde donde supuestamente cumplía con tareas específicas de apoyo logístico como suministro de combustible a las comisiones de este grupo armado y la estructura ‘Miller Perdomo’. Adicionalmente, transportaba sustancias ilícitas desde el río Caguán hacia la parte baja del río Caquetá para ser entregadas a la comisión de finanzas de esta estructura que delinquen sobre ese sector”.

De acuerdo a la información suministrada por el área de Inteligencia de la Armada Nacional, la estructura ‘Carolina Ramírez’ se disputa actualmente el control de las rutas de narcotráfico con el grupo ilegal ‘Comandos de Frontera’, hecho que ha incrementado las actividades de reclutamiento forzado de niños y adolescentes en Putumayo, Caquetá y Amazonas.

Durante la operación, se recuperó un menor de edad conocido con el alias de ‘Giovanny’. El joven fue entregado a la Policía de Infancia y Adolescencia en Florencia para el restablecimiento de sus derechos.

Un nuevo golpe al narcotráfico fue propinado por la Armada de Colombia en desarrollo de operaciones conjuntas y coordinadas con el Ejército y la Policía Nacional en los departamentos de Putumayo, Caquetá y Guaviare.

Se trata de la ubicación y posterior destrucción de 23 laboratorios artesanales empleados para el procesamiento de pasta base de coca, los cuales pertenecerían a las disidencias de las Farc que delinquen en esta región del país.

El coronel de Infantería de Marina Francisco Javier Ovalle Pineda, comandante de la Brigada de Infantería de Marina N 3 de la Fuerza Naval del Sur, explicó que tropas de esta unidad militar hallaron al interior de estas estructuras 420 galones de pasta base de coca en proceso, 1.553 kilogramos de hoja de coca, 2.186 kilogramos insumos sólidos y 4.263 galones de insumos líquidos.

“Igualmente se encontraron prensas hidráulicas, pesas y mangueras, entre otras herramientas empleadas para la producción de estupefacientes. Cabe resaltar que las estructuras, los insumos sólidos y líquidos fueron destruidos de forma controlada en el lugar de los hechos, siguiendo las normas de seguridad para este tipo de procedimientos y conservando todas las medidas para el cuidado del medio ambiente”.

Durante las operaciones no se realizaron capturas; sin embargo, el alto oficial recordó que la institución continuará desarrollando operaciones terrestres y fluviales de forma conjunta y coordinada con el objetivo de afectar la producción de estupefacientes y las fuentes de ingresos económicos de los Grupos Armados Organizados que delinquen en esta parte de Colombia.

Un depósito ilegal con material de guerra que pertenecería a las disidencias de las Farc fue hallado por las autoridades en las últimas horas.

El anuncio lo hizo el teniente coronel del Cuerpo de Infantería de Marina, Luis Fernando Velásquez Agudelo, comandante del Batallón Fluvial de Infantería de Marina N 33, quien aseguró que el hallazgo se produjo en el municipio de Puerto Guzmán, departamento del Putumayo.

“En operaciones que permitan afectar a los grupos ilegales que delinquen en el sur del país, tropas de la Fuerza Naval del Sur de la Armada Nacional encontraron en una zona selvática de Puerto Guzmán un depósito ilegal que las disidencias de las Farc habrían ocultado para continuar con su accionar delictivo en la región”.

Agregó que los uniformados, guiados por información de inteligencia, se trasladaron a bordo de unidades fluviales sobre el río Caquetá para, posteriormente, localizar en tierra esta caleta con 316 cartuchos, tres proveedores, un poste de mira trasero para fusil, una mira bifocal, brújulas, prendas de uso privativo de las Fuerzas Militares y equipos de comunicaciones.

“Este depósito ilegal, al parecer, pertenecería al Grupo Armado Organizado Residual Carolina Ramírez. Se presume que sería empleado para atentar contra la seguridad y la vida de los pobladores e integrantes de las Fuerzas Militares que hacen presencia en el sur del país y, por esta razón, el material incautado fue puesto a disposición del personal del Grupo Operativo de Investigación Criminal del Putumayo”.

Cuando iban a ser transportados de manera ilegal 3.900 galones de combustible, unidades de la Armada Nacional de Colombia incautaron el carburante en el vecino departamento de Putumayo.

El anuncio lo hizo el teniente coronel del Cuerpo de Infantería de Marina, Ronald Mauricio González Cetina, comandante del Batallón Fluvial de Infantería de Marina N 30, quien aseguró que el hallazgo se dio en desarrollo de operaciones fluviales sobre el río Putumayo.

“Unidades de la Armada de Colombia incautaron más de 3.900 galones de combustible, en una operación que tuvo lugar en el muelle principal del municipio de Puerto Leguízamo, donde las tropas localizaron este insumo que era transportado de manera ilegal a bordo de una embarcación de madera tipo remesero”.

El alto oficial explicó que durante la inspección realizada por uniformados bajo su mando a la embarcación de nombre “El Satélite”, encontraron que era tripulada por un hombre que tenía en su poder 3.156 galones de gasolina y 770 galones de ACPM.

“Esto, sin cumplir con lo establecido para el transporte de sustancias controladas de acuerdo con la Resolución 001 del 08 de enero del 2015 del Consejo Nacional de Estupefacientes en la que se establecen controles de sustancias y productos químicos. Al no contar con los soportes reglamentarios para transportar este material, el sujeto y el material fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación”.

Con el objetivo de llegar hasta el departamento de Nariño o el vecino país de Ecuador, navegaban dos sumergibles que serían utilizados para transportar coca por los ríos Caquetá y Putumayo, y que las autoridades decomisaron en el municipio de Solano, sur de Caquetá.

Así lo dio a conocer el comandante de la Sexta División del Ejército, general Jorge Herrera, quien aseguró que cada uno de ellos tenía capacidad para transportar alrededor de dos toneladas de narcóticos

“En una operación conjunta con la Armada Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana, tropas del Comando Operativo Júpiter incautaron dos sumergibles que, al parecer, pertenecerían al Grupo Armado Organizado Residual Estructura Miller Perdomo que opera en Caquetá y Putumayo”.

Agregó que lo que se buscaba con la ‘Operación Mayor José Inocencio Chincá’ era atacar el fenómeno del narcotráfico y debilitar la economía ilegal de este grupo al margen de la ley.

“Hasta la vereda Tres Islas, municipio de Solano, sur de Caquetá, luego de que las tropas obtuvieran información de inteligencia militar, se logró establecer que estas embarcaciones se utilizaban para el transporte de alucinógenos sobre los ríos Caquetá y Putumayo, buscando llegar a Nariño o pasar a territorio ecuatoriano para, de esta manera, buscar el Pacífico”.

El alto oficial recordó que estos elementos habrían sido coordinados por alias ‘Duver’, cabecilla financiero de esta estructura que fue neutralizado en desarrollo de operaciones militares el pasado 20 de noviembre.

 

En la vereda Calle San Juan, zona rural del municipio de Curillo, las autoridades ubicaron y destruyeron nueve dragas con las que se estaba extrayendo oro del río Caquetá y realizando labores de minería ilegal.

El brigadier general Jorge Herrera, comandante de la Sexta División del Ejército, explicó que tropas del Comando Operativo Júpiter y del Batallón de Operaciones Terrestres N 22, en una operación conjunta con el Batallón de Infantería de Marina N 33 de la Armada Nacional y en coordinación con la Policía Nacional, se logró este importante resultado en pro del medio ambiente.

“Además de las nueve dragas, fueron destruidos 17 motores, motobombas, tres botes artesanales, tubos, nueve rampas con cañones, canecas con mercurio, mangueras, químicos y demás elementos necesarios para llevar a cabo estas actividades con las que se extraía oro del río Caquetá, lo que contaminaba este importante afluente. Sabemos que el material incautado pertenecía a la delincuencia común”.

Según el alto oficial, se procedió igualmente con la captura en flagrancia de dos hombres y una mujer, quienes serían los responsables de desarrollar estas labores.

“Estos sujetos fueron puestos a disposición de las autoridades competentes por los delitos de contaminación ambiental y explotación ilícita de yacimientos mineros. De esta manera se afectan las finanzas de las estructuras criminales, al tiempo que se impide continuar con el daño ambiental en la región. Sobre la producción ilícita que dejaban estas dragas, se estaría extrayendo alrededor de 1000 gramos de oro al mes, lo que representaba ingresos superiores a los 220 millones de pesos mensuales”.

 

Página 1 de 2

FACEBOOK

Instagram

Top