Mostrando artículos por etiqueta: ejército nacional

Veinte años de prisión deberá pagar Verónica Campos Pabón, alias ‘Andrea’, debido a que fue condenada por ser integrante de las disidencias del frente 62 de las Farc, por el asesinato de los líderes sociales Gustavo Montoya Rodríguez y Ronald Rodríguez Zuluaga, además del desplazamiento de una mujer y un menor de edad de la vereda La Despensa de Cartagena del Chairá.

El director de Fiscalías en Caquetá, Luis Alexander Bermeo Barrera, explicó que la Unidad Especial de Investigación del ente acusador logró la condena a esta mujer por los delitos de homicidio agravado en concurso homogéneo, desplazamiento forzado agravado, concierto para delinquir agravado; y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones agravado.

“Luego de valorar los elementos de prueba presentados por la Fiscalía, el Juzgado 2 Penal Especializado de Florencia declaró a esta mujer responsable de los delitos antes mencionados. Cabe resaltar que, por el desplazamiento forzado de dos personas, entre ellas un menor de edad, hay también orden de captura contra alias ‘Gentil Duarte’, máximo cabecilla de las estructuras disidentes en el oriente del país”.

Agregó que en la entidad estableció que la mujer, de 26 años, era la encargada de realizar vigilancias en el casco urbano de El Doncello y otros municipios del departamento para que las estructuras disidentes realizaran acciones terroristas contra la población y la Fuerza Pública.

“Alias ‘Andrea’ está privada de la libertad desde el 7 de septiembre de 2020, luego de su captura en un procedimiento conjunto del Grupo de Caballería Mecanizado No.12 ‘General Ramón Arturo Rincón Quiñones’ del Ejército y el Cuerpo Élite de la Policía Nacional”.

Luego de realizar varias labores de inteligencia e investigación, las autoridades de Caquetá ubicaron un cargamento de marihuana que tenían oculto en una finca ubicada en la vereda La Esperanza del municipio de Valparaíso, sur del departamento.

El anuncio lo hizo el coronel Oscar Lamprea, comandante del Departamento de Policía en Caquetá, quien sostuvo que al lugar llegaron funcionarios de la Sijín, en coordinación con el Ejército Nacional, para realizar el respectivo allanamiento.

“Se hizo efectiva la orden de registro y allanamiento al inmueble. Allí se ubicaron 555 kilogramos de marihuana que pretendían trasladar hasta el vecino país de Brasil para ser comercializada y obtener cerca de cinco mil millones de pesos en ganancias”.

Luego de obtener la información, se desplegó un operativo interinstitucional que dejó como resultado la captura de dos personas (un hombre y una mujer), a quienes se le halló al interior de su vivienda igual número de paquetes con el alcaloide y una escopeta con munición para la misma.

“Inmediatamente fueron trasladados hasta la ciudad de Florencia donde tendrán que responder por los delitos de fabricación, tráfico y porte de estupefacientes, además de fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, partes, accesorios y municiones”.

 

Meses de labores investigativas permitieron que tropas de la Novena Brigada del Ejército con presencia en el departamento del Huila y la Unidad de Investigación Antinarcóticos Región Dos de la Policía, lograran desarticular una estructurada banda delincuencial conocida como ‘Los Ingeridos del Sur’.

El coronel Johny Hernando Bautista Beltrán, comandante de esa unidad militar, explicó que uniformados del Batallón Especial Energético y Vial N 12 capturaron a dos mujeres y dos hombres que, para sus supuestos fines criminales, cumplían distintos roles.

“Tendrían la labor de captar personas y convencerlas de ingerir cápsulas con estupefacientes para, de esta manera, trasladar base de coca de un departamento a otro hasta llegar a Bogotá en su intento por evadir los controles de la Fuerza Pública”.

Agregó que todo iniciaba en el municipio de Curillo, sur de Caquetá, desde donde salía el correo humano haciendo escala en la ciudad de Neiva para posteriormente seguir la ruta hacia la capital del país, donde debía entregarse el alucinógeno.

“Estos cuatro sujetos serían, además, los encargados de la consecución del estupefaciente, de acondicionarlo en cápsulas y, una vez contactada la persona encargada de ingerirlas, enseñarles el procedimiento y dar las indicaciones necesarias para que llegaran a donde se les había ordenado”.

Gracias a la información obtenida por diferentes fuentes, estudio de casos, interceptación de comunicaciones e incautaciones, se lograron reunir los elementos probatorios y evidencia física para que se emitieran las órdenes judiciales que se materializaron en Pitalito y Palestina, Huila, y en la capital.

“Tras las audiencias preliminares, el juez ordenó cobijarlos con medida no privativa de la libertad, por lo que seguirán vinculados al proceso y deberán comparecer cada vez que así se les requiera”.

 

Pese a que ninguno de los cinco aceptó cargos, un juez de la República envió a la cárcel a Edwin Silva Rojas, alias ‘Muelas’; Luz Estrella Quiceno Acevedo, alias ‘La Hechicera’; Uriel Pencue, alias ‘El Negro’ y Nefer Alfredo Beru Corrales, alias ‘Chispiro’, porque al parecer pertenecerían a las disidencias de las Farc. A Juan Carlos Marín Trujillo, alias ‘El Burro Carlos’, le fue impuesta la medida de casa por cárcel debido a que padece una enfermedad terminal.

La Fiscalía General en Caquetá, en un comunicado de prensa, explicó que estas personas fueron capturadas porque presuntamente harían parte de las denominadas ‘Redes de Apoyo a Estructuras Residuales’ de la compañía Fernando Díaz de la Teófilo Forero Castro, Segunda Marquetalia de las Farc.

“Los implicados fueron imputados como supuestos responsables de los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de homicidio, extorsión, tráfico, fabricación y porte de estupefacientes. Las capturas fueron concretadas por la Policía Nacional bajo el liderazgo de un despacho adscrito a la Dirección Especializado contra Organizaciones Criminales con presencia en Florencia”.

Así mismo, el documento señala que su incidencia delictiva estaría centrada en los municipios de El Paujil, Cartagena del Chairá, El Doncello, Puerto Rico y San Vicente del Caguán.

“A alias ‘El Negro’ se le relaciona como aparente cabecilla de las Redes de Apoyo a Estructuras Residuales en el Corregimiento La Aguililla en Puerto Rico. Según se conoció, esta persona tendría una trayectoria criminal de 20 años al interior de la estructura ilegal y sería el encargado del control de área y de recolectar el dinero producto de las extorsiones y la comercialización de pasta base de coca”.

A alias ‘Muelas’, el ente acusador lo señala como supuesto cabecilla de la comisión de narcotráfico que delinque en los municipios de El Doncello y Puerto Rico; además, habría sido quien daría la orden de asesinar a Arnoldo Hoyos Martínez el pasado 5 de julio en área urbana de Puerto Rico. Al momento de su captura le fueron incautados cerca de ocho millones de pesos en efectivo.

Igualmente alias ‘El Burro Carlos’ sería supuesto integrante de la misma comisión y es investigado porque presuntamente coordinó tres homicidios. De hecho, se acogió al proceso de paz firmado en el 2016 y habría seguido delinquiendo.

“Entretanto a alias ‘La Hechicera’ se le señala como sospechosa de colaborar con el grupo con presencia directa en Puerto Rico mientras que alias ‘Chispiro’, al parecer, sería encargado de hacer inteligencia para el cobro de extorsiones a comerciantes, ganaderos e ingenieros de la región. Al igual que ‘El Burro’ se acogió al proceso de paz, pero continuó delinquiendo”.

 

La captura de cinco personas que presuntamente habrían incurrido en delitos de falsedad en documento público y concierto para delinquir, reportaron las autoridades de Caquetá en las últimas horas.

Según la Fiscalía General, estas detenciones se llevaron a cabo de manera simultánea en Florencia y Bogotá con el objetivo de impactar una banda delincuencial que se haría llamar ‘Los Tramitadores’.

“Las acciones fueron adelantadas en cumplimiento de órdenes judiciales que pesaban contra los implicados porque supuestamente estarían actuando de manera ilegal en el trámite de licencias de tránsito y de conducción. Estas personas fueron identificadas como Jorge Arturo Barrero Prieto, Francy Liliana Mila Suárez, Gerson Andrés Pulido Zambrano, Brillid Yised Montano España y Yeison Montano Castillo”.

Así mismo, el ente acusador explicó que desde el 2019 se evidenció que, en la capital de Caquetá, un grupo de personas venían elaborando dichos documentos; razón por la cual, se inició la investigación que terminó en la individualización e identificación de los presuntos implicados.  

“Se constató que tenían contacto con personas en Bogotá que, al parecer, se dedicaban a la misma actividad ilícita. En los allanamientos y registros realizados en la capital del país y Florencia, fue incautado material para realizar documentos, impresoras digitales, planillas de viaje ocasional, sustratos para la impresión de licencias de tránsito y/o conducción y tarjetas de operación, entre otros”. 

Un juez de control de garantías se abstuvo de imponerles medida de aseguramiento, sin embargo a Pulido Zambrano le dictó detención domiciliaria.

Este resultado se alcanzó gracias a un trabajo coordinado por funcionarios de la policía judicial del CTI de la Seccional Caquetá de la Fiscalía, Migración Colombia, la Seccional de Tránsito de la Policía Nacional y miembros del Ejército Nacional. De la misma manera, se contó con expertos del grupo de grafología de Florencia y documentología de la Fiscalía en el departamento del Huila. 

En las últimas horas, las autoridades neutralizaron lo que sería un atentado a las personas y uniformados que transitan por el río Caguán. Según el comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, brigadier general Raúl Hernando Flórez, para tal fin sería empleada una embarcación de madera.

“Según la información recolectada, mediante el uso de una embarcación de madera que estaba acondicionada con un artefacto explosivo improvisado contenido en un cilindro y de activación por cable mando, se frustró un atentado que integrantes de la estructura ‘Miller Perdomo’ de las disidencias de las Farc pretendían realizar en el departamento de Caquetá”.

De paso, explicó que los hechos se dieron a la altura del sitio conocido como El Barro, municipio de Cartagena del Chairá, gracias a la oportuna reacción de las tropas del Batallón Fluvial de Infantería de Marina N 31 y del Batallón de Operaciones Terrestres N 3.

“El artefacto explosivo improvisado, que fue destruido en el lugar de los hechos de manera controlada por personal experto en el manejo de explosivos y demoliciones, estaba compuesto por 45 kilogramos de anfo, una pila de nueve voltios, un detonador eléctrico y 30 metros de cable dúplex”.

El alto oficial recordó que, al neutralizar este atentado, se salvaguarda la vida e integridad de las personas que a diario hacen uso de este afluente hídrico como vía de comunicación y de sustento para muchas familias que residen en la región.

Con el objetivo de llegar hasta el departamento de Nariño o el vecino país de Ecuador, navegaban dos sumergibles que serían utilizados para transportar coca por los ríos Caquetá y Putumayo, y que las autoridades decomisaron en el municipio de Solano, sur de Caquetá.

Así lo dio a conocer el comandante de la Sexta División del Ejército, general Jorge Herrera, quien aseguró que cada uno de ellos tenía capacidad para transportar alrededor de dos toneladas de narcóticos

“En una operación conjunta con la Armada Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana, tropas del Comando Operativo Júpiter incautaron dos sumergibles que, al parecer, pertenecerían al Grupo Armado Organizado Residual Estructura Miller Perdomo que opera en Caquetá y Putumayo”.

Agregó que lo que se buscaba con la ‘Operación Mayor José Inocencio Chincá’ era atacar el fenómeno del narcotráfico y debilitar la economía ilegal de este grupo al margen de la ley.

“Hasta la vereda Tres Islas, municipio de Solano, sur de Caquetá, luego de que las tropas obtuvieran información de inteligencia militar, se logró establecer que estas embarcaciones se utilizaban para el transporte de alucinógenos sobre los ríos Caquetá y Putumayo, buscando llegar a Nariño o pasar a territorio ecuatoriano para, de esta manera, buscar el Pacífico”.

El alto oficial recordó que estos elementos habrían sido coordinados por alias ‘Duver’, cabecilla financiero de esta estructura que fue neutralizado en desarrollo de operaciones militares el pasado 20 de noviembre.

 

Gracias a la denuncia ciudadana, las autoridades desarticularon una banda que, al parecer, se dedicaba a la distribución de alucinógenos en el norte de la región.

Así lo dio a conocer el coronel Oscar Lamprea, comandante del Departamento de Policía en Caquetá, explicó que se trata del grupo delincuencial ‘Los Brujos’, el cual se encargaba de vender estupefacientes en el municipio de San Vicente del Caguán.

“Gracias a la información de la comunidad, funcionarios de la Sijín llegaron a los barrios El Campin, Camargo y Bellavista para allanar unas viviendas y capturar a dos hombres y una mujer por el delito de fabricación, tráfico y porte de estupefacientes; de paso, se incautaron varias dosis que listas para comercializar”.

Tras varios días de investigación, se estableció la supuesta responsabilidad de estas personas en la realización de esta actividad ilícita y que presuntamente integraban el grupo delincuencial ‘Los Brujos’.

“Estas personas son sindicadas de la comercialización de alucinógenos en diferentes barrios de este municipio del norte del Caquetá. Según las investigaciones, la estructura delincuencial utilizaba una motocicleta como medio de transporte y entregaba la sustancia a domicilio; además, distribuía en este municipio mensualmente aproximadamente 6.453 dosis de alucinógenos”.

Tanto las personas como el material incautado fueron dejados a disposición de la Fiscalía de Turno URI por el delito antes mencionado.

Las autoridades de Caquetá capturaron en las últimas horas a Javier Gaviria Chavarro, quien según el comandante de la Sexta División del Ejército, Jorge Herrera, tendría el alias de ‘Hormiga’, sería el supuesto cabecilla de las redes de apoyo de las disidencias del frente 62 y hombre de confianza de alias ‘Robledo’, cabecilla de la Estructura Miller Perdomo.

“La acción se dio luego de que las tropas recibieran información de la Red de Participación Cívica y se realizara un minucioso seguimiento por parte de inteligencia militar, lo cual permitió ubicar a Javier Gaviria, alias ‘Hormiga’, en el barrio Siete de Agosto de la ciudad de Florencia, a la altura de la Terminal de Transportes”.

Según diferentes denuncias y testimonios, este sujeto vendría realizando continuas extorsiones a diferentes gremios, y el dinero recolectado producto de estas acciones bélicas estaría siendo entregado a alias ‘Cristian Cancharino’ o a alias ‘Robledo’, cabecillas de las disidencias del frente 62 y la Miller Perdomo, respectivamente.

“Del prontuario delictivo de alias ‘Hormiga’ se conoce que llevaría más de cuatro años delinquiendo, es señalado de ser sicario y explosivista. Además, sería el responsable del homicidio del líder social Ocías Sánchez, asesinado el 15 de octubre de 2019 en la inspección de la Unión Peneya y se le acusa de haber participado en los hostigamientos a la base militar de esta inspección”.

Nuevamente, un cargamento de casi 50.000 gramos de base de cocaína fue incautado por las autoridades de Caquetá cuando el alucinógeno era transportado hacia el oriente del país.

El comandante del Departamento de Policía en Caquetá, coronel Oscar Lamprea, explicó que uniformados de la Compañía Antinarcóticos de la Policía, en coordinación con tropas del Batallón de Ingenieros Militares N 12 General Liborio Mejía, registraron un vehículo a la altura de la unidad militar y encontraron el estupefaciente.

“Al momento de revisar el automotor, el canino antinarcóticos alertó a los policías, quienes hallaron al interior de la llanta de repuesto varios tarros que contenían 49.670 gramos de base de cocaína. Por esta razón, se capturó a un hombre y una mujer que se movilizaban en el vehículo”.

Así mismo sostuvo que tanto el carro como las personas fueron trasladadas hasta las instalaciones del Comando de Policía, donde encontraron los otros tarros en el tanque de gasolina.

“Según las primeras indagaciones, presuntamente la sustancia pertenecería a grupos disidentes que operan en esta parte del país y tenía como destino el oriente colombiano para, posteriormente, ser comercializada en los países vecinos de Venezuela y Brasil. Con este resultado, se previene la distribución y consumo de casi 50.000 dosis de alucinógenos, evitando afectaciones a la salud de las personas y alteraciones a la seguridad y convivencia ciudadana”.

El alto oficial finalmente dijo que las personas detenidas y el material decomisado fueron dejados a disposición de la fiscalía de turno URI por el delito de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes.

Página 1 de 7

FACEBOOK

INSTAGRAM

Top