Mostrando artículos por etiqueta: excombatientes

Un grupo de 26 excombatientes de las Farc provenientes de diferentes municipios del norte del departamento, recibieron durante seis meses una capacitación técnica y académica en temas de piscicultura, lo que les permitió obtener la certificación como operarios en piscicultura por parte del SENA.

Hugo Alejandro Rincón Uribe, coordinador de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, en Caquetá, explicó que dicha formación se dio con el objetivo de fortalecer las competencias y habilidades de los exintegrantes de esa organización ilegal.

“Con esto, además, se promueve la empleabilidad a través de iniciativas para la reincorporación social y económica; por esto, seguiremos generando nuevas oportunidades para quienes le siguen apostando a la paz”.

De otro lado, Hedier Espinosa, persona en proceso de reincorporación, sostuvo que con este tipo de iniciativas no sólo van a mejorar su calidad de vida sino que van a fortalecer sus economías familiares.

“Con la siembra de alevinos, queremos que el próximo año, cuando llegue la Semana Santa, podamos comercializar a muy buen precio los peces que hoy estamos criando y aplicando la técnica aprendida”.

Temáticas como construcción y adecuación de estanques; manejo, alimentación y cosecha de peces, fueron abordadas durante la formación, permitiendo de esta manera adquirir habilidades y competencias por parte de quienes avanzan en su proceso de reincorporación para su inclusión en el sector piscícola.

La ceremonia de graduación contó con la participación autoridades locales y representantes de las entidades que apoyaron la formación de las personas en reincorporación.

La Oficina del Alto Comisionado para la Paz Descontamina Colombia, OACP – Descontamina Colombia, formalizó la entrega de la primera área libre de minas completada por Humanicemos DH, organización civil de desminado humanitario surgida del acuerdo de paz y conformada por más de 90 personas en proceso de reincorporación.

Tras realizar el diagnóstico de la zona, se estableció un área peligrosa de 1.974 metros cuadrados en el municipio de La Montañita, Caquetá, y que ahora será restituida al resguardo indígena El Cedrito de la vereda La Carpa comunidad Emberá Chamí.

Gilles Bertrand, embajador de la Unión Europea en Colombia, explicó que esta acción se realizó gracias al apoyo de la comunidad internacional que él representa y a través del Fondo Europeo para la Paz.

“La Unión Europea, en su firme compromiso de apoyar a Colombia en el camino hacia la construcción de paz, destaca y felicita al equipo de trabajo de Humanicemos DH y a las personas en proceso de reincorporación que, como acto de reparación y reconciliación, le entregan al resguardo indígena El Cedrito un territorio libre de minas para que puedan vivir con confianza y aprovechar sus campos como oportunidad para mejorar su calidad de vida”.

En ese mismo sentido, Ángela Orrego, Directora de Humanicemos DH, sostuvo que las labores de desminado concluyeron el pasado mes de junio tras un trabajo riguroso, ya que ésta es la primera área de muchas que entregarán a futuro, dado que su compromiso es con la vida, la reconciliación y la reconstrucción de los territorios afectados por la presencia de artefactos explosivos.

De otro lado, por mandato del Gobierno de Colombia, UNMAS es la entidad de las Naciones Unidas que se encargada de monitorear y verificar la calidad de las operaciones de desminado humanitario que despliega esta organización. Por esta razón, Pablo Parra, director de programa de UNMAS Colombia recordó que los entrenamientos dados al personal de Humanicemos DH empiezan a dar resultados.

“Para nosotros es doblemente satisfactorio y simbólico que la primera área libre de minas que entregan excombatientes sea un resguardo indígena, teniendo en cuenta que las comunidades étnicas son afectadas desproporcionadamente por las minas antipersonal”.

Finalmente Emilia González, gobernadora del resguardo indígena El Cedrito en la vereda La Carpa, dijo que tenían, como comunidad, sospechas de que en la montaña cercana al área donde viven había artefactos explosivos.

“Por ese motivo no la utilizábamos y considerábamos un peligro pasar por ahí. Para nosotros ahora es un alivio y toda la comunidad está muy agradecida porque fue un trabajo muy bien hecho”.

Con el objetivo de fortalecer las unidades de negocio de 267 personas en proceso de reincorporación, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, en convenio con la Organización Mundial para las Migraciones, OIM, hizo la entrega de bienes y servicios a esta población por cerca de dos millones y medio de pesos.

El director de la entidad en Caquetá, Hugo Alejandro Rincón Uribe, explicó que lo que se busca es robustecer el emprendimiento de cada persona tras la donación de ocho millones a cada uno para el inicio de sus proyectos productivos.

“Se entregaron alrededor de 630 millones de pesos en materias primas para fortalecer los emprendimientos de la población en reincorporación. Con esto, los beneficiarios generan ingresos y estabilidad económica”.

De paso, insistió en que con la ejecución del plan de acompañamiento y asistencia técnica a estas iniciativas, las personas en reincorporación han logrado consolidar sus unidades de negocio; además, el Gobierno Nacional reconoce su esfuerzo con la entrega de bienes y servicios como parte del plan de crecimiento y sostenibilidad a sus emprendimientos.

“Hace un año recibí mi proyecto productivo que consistió en cuatro vacas de vientre, las cuales ya han aumentado a ocho y me dan 19 litros de leche diarios que me generan algunos ingresos. Con este nuevo fortalecimiento, instalaré un sistema de riego para llevar agua permanente a los bebederos en los potreros y mejorar las condiciones de mis vaquitas porque, en el futuro, quiero ser un ganadero reconocido en la región y muy exitoso”, explicó Marcos Flores, excombatiente de las Farc.

Los beneficiarios de este apoyo son personas en reincorporación que desarrollan emprendimientos que tienen que ver con panaderías, tiendas de abarrotes, peluquerías, confecciones, hatos ganaderos, porcicultura y criaderos de peces.

En el antiguo ETCR Agua Bonita, ubicado en zona rural de La Montañita, personas en reincorporación y representantes de la Gobernación del Caquetá sostuvieron un encuentro futbolístico que permitió estrechar lazos de amistad.

Hugo Alejandro Rincón Uribe, director territorial de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, sostuvo que a través de este tipo de actividades se puede mostrar el trabajo que la entidad desarrolla a nivel local en pro de la reconciliación.

“Este evento permitió que los asistentes reflexionaran sobre las causas estructurales de la violencia, los derechos humanos, los avances en temas de paz y la aceptación que han tenido las personas en proceso de reincorporación por parte de las comunidades en las que habitan”.

Además, desde la institución se acompañó a las personas en proceso de reincorporación invitadas a eventos que se realizaron en los municipios de Puerto Rico y Florencia, en donde los excombatientes entregaron un mural que fue pintado en las paredes de la cárcel El Cunduy y que se denomina ‘Reconciliación’.

Frente a esto, Víctor Ramírez, persona en reincorporación y consejero de paz, aseguró que con este tipo de murales se demuestra la voluntad que sus pares tienen en el aporte a la reparación de los habitantes de esta zona.

En el marco de una reunión sostenida entre veinte empresarios y comerciantes del departamento de Caquetá con funcionarios de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, se puso en la mesa la necesidad de trabajar de manera articulada para sortear los retos y desafíos que implican la reincorporación y la reintegración en el departamento.

Durante el encuentro, se reconoció el papel fundamental que tienen los empresarios locales al ofrecerle a esta población un empleo de acuerdo con el perfil ocupacional y que se ajuste a las necesidades de las entidades, proceso que realiza la ARN al caracterizar el personal de acuerdo con los conocimientos académicos que poseen.

Carlo Prada Gómez, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Florencia, sostuvo que conoce el trabajo de los excombatientes y destacó su honestidad. De hecho, recordó que ya son siete los reincorporados que han logrado conseguir empleo.

“Son muy honestos y recursivos, cumplen a cabalidad con las funciones que se les asignan y considero que los empresarios y el comercio les puede ofrecer una oportunidad laboral”.

A su vez Jonathan Navarro, administrador de Frutas y Verduras El Primo, explicó que desde hace unos días se les está comprando la cosecha de piña y, además, se está generando empleo para ellos.

“Creo que estas personas tienen derecho a trabajar, conformar un hogar, tener una familia. Por esta razón, recomiendo les den la oportunidad para salir adelante, siempre y cuando continúen comprometidos con la paz”.

La Cooperativa Multiactiva para el Buen Vivir y la Paz del Caquetá, Coombuvipac, ubicada en el municipio de La Montañita y que está integrada por 114 excombatientes de las Farc que hoy adelantan su proceso de reincorporación, logró llegar a acuerdos comerciales que permitirán que la piña que se cosecha en el antiguo ETCR de Agua Bonita llegue a los supermercados de Florencia.

Para esto, semanalmente llegará a la ciudad una tonelada de la fruta desde las tres hectáreas donde se produce y que, hoy por hoy, es uno de los proyectos productivos que tienen los excombatientes para su sustento. De hecho, tienen la planta procesadora que permite la transformación del producto en derivados como pulpa y mermelada que son puestos en venta en las tiendas de los municipios de la región.

Nilson Nectario Gómez, directivo de la cooperativa, explicó que éste es un buen comienzo para sus compañeros.

“Estamos seguros que la comercialización de la piña va a ser todo un éxito y sabemos que con este aliado podemos comercializar muchos más productos de los que se cultivan en el antiguo ETCR como carne de cerdo, huevos, peces, confección de los uniformes y fabricación del calzado”.

Igualmente este paso se convierte en una de las acciones que se empiezan a generar con los empresarios locales para impulsar nuevas oportunidades de sostenibilidad económica que beneficien a este grupo poblacional.

Un predio de 68 hectáreas, ubicado en la finca El Jardín del municipio de El Doncello, le fue entregado a la Fundación Semillas de Paz por una Nueva Colombia, Fundespaz, la cual está integrada por 82 personas, de las cuales 50 adelantan hoy su proceso de reincorporación en el departamento de Caquetá.

Andrés Eduardo Echeverría, subdirector territorial de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, explicó que dicha entrega se oficializó gracias a la articulación con Pastoral Social y la Fundación Humanitaria Caritas Noruega.

“Lo que se busca es que Fundespaz realice importantes proyectos productivos en la región. En este predio, excombatientes y víctimas que habitan en los municipios de El Paujil, Cartagena del Chairá, La Montañita, Florencia y Puerto Rico, promoverán modelos alternativos de reincorporación y relacionamiento comunitario, trabajando unidos en proyectos de piscicultura, ganadería, especies menores, productos de pancoger, sistemas silvopastoriles, reserva forestales y turismo”.

De paso, recordó que este ejemplo de reconciliación es una evidencia más de la construcción de paz en los territorios, pues vincula a la comunidad con las personas que hacen su tránsito a la legalidad, a la Iglesia a través de Pastoral Social, a la comunidad internacional y al Gobierno Nacional.

De otro lado, José Benito Cabrera Cuevas, conocido al interior de las extintas Farc como Fabián Ramírez y vocero de los reincorporados de Fundespaz, aseguró que todos los integrantes de esta fundación están comprometidos con el proceso de reincorporación y, de paso, agradeció a todas las instituciones la entrega del predio que permitirá, a la postre, mejorar sus condiciones de vida.

FACEBOOK

Instagram

Top