Mostrando artículos por etiqueta: ica

El Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, seccional Caquetá, realizó una actividad de comunicación del riesgo sobre manejo fitosanitario del cultivo de café, la cual estuvo dirigida a productores del municipio de El Paujil ubicados en la vereda La Sonora.

Pedro Antonio Luna López, funcionario de la entidad en el departamento, explicó que al encuentro asistieron 15 agricultores con el fin de fortalecer conocimientos en el tema.

“El ICA, como autoridad sanitaria, debe asesorar, acompañar y vigilar las plagas de los cultivos de café de los productores de la región con el propósito de mejorar la productividad. De esta manera, se fortalecen los conocimientos sobre la prevención y curación de las enfermedades en los cultivos de café en cuanto a sus generalidades, principales plagas de este tipo de plantaciones, identificación y manejo de plagas, entre otros”.

De paso, recordó que es necesario sensibilizar a los productores en la importancia de minimizar los riesgos en el manejo fitosanitario de los cultivos de todo tipo.

“En este tipo de espacios, los asistentes pueden aclarar dudas sobre el manejo agronómico y fitosanitario del cultivo de café. De esta manera, adquieren herramientas de planificación que les permiten establecer plantaciones acordes al requerimiento del bosque húmedo caqueteño, lo que permitirá mejorar los rendimientos por hectárea, aumento de los ingresos a cada productor y, de paso, mejorar su nivel de vida”.

En el departamento del Caquetá existen aproximadamente 5.000 hectáreas del cultivo de café con un rendimiento promedio de 1.5 toneladas por hectárea. En lo corrido del año, el ICA Caquetá ha realizado actividades de inspección, vigilancia y control a los sembrados de café, atendiendo a 40 productores con 39 hectáreas vigiladas.

El Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, y la Alcaldía de Valparaíso, firmaron un convenio interadministrativo para la expedición de Guías Sanitarias de Movilización Interna de Animales, GSMI, en ese municipio, lo que permitirá brindar más y mejores herramientas a los ganaderos de la zona.

El gerente de la entidad en Caquetá, Juan Manuel Peña Escobar, explicó que dicha guía es un instrumento sanitario de control epidemiológico que se expide para un grupo de animales a movilizar y que está basado en las condiciones sanitarias de los animales existentes en el predio con respecto a su destino.

“Nuestro objetivo es ofrecerles a todos los pequeños, medianos y grandes ganaderos de del sur del Caquetá, la facilidad de expedir guías de movilización en el propio municipio sin tenerse que desplazar hasta la oficina del ICA más cercana”.

Para el funcionario, es de vital importancia conocer las condiciones de salud de bovinos, bufalinos, equinos, asnales, mulares, porcinos, ovinos, caprinos, aves de corral, llamas, alpacas y avestruces antes de su traslado para expedir esta autorización a través de las GSMI.

“Las condiciones son la base para la autorización y permiten al ICA intervenir de manera oportuna para prevenir, controlar y erradicar las enfermedades y la ocurrencia de epidemias. Recordemos que estas guías son el único documento legal para realizar la movilización de animales en el territorio nacional”.

Un vez analizado el avance del ciclo de vacunación y conocer las dificultades presentadas a causa de las protestas y las situaciones de orden público, los casos de COVID – 19 en algunos vacunadores y el intenso invierno en varias zonas del país, el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, extendió el primer ciclo de vacunación contra la fiebre aftosa y la brucelosis bovinas en algunos departamentos.

La decisión se dio a conocer a través de la expedición de la resolución 099999 del 2 de julio del 2021, mediante la cual se amplía la fecha de cierre del primer ciclo de vacunación contra estas enfermedades en la presente vigencia.

La gerente general de la entidad, Deyanira Barrero León, explicó que la medida aplica para algunas poblaciones de Antioquia, Bolívar, Boyacá, Caldas, Córdoba, Cundinamarca y Meta e irá hasta el 14 de julio.

“Por el contrario, para los departamentos de Caquetá, Putumayo, Nariño, Valle del Cauca, la medida aplica para todos sus municipios y el plazo establecido es hasta el 4 de agosto”.

Por esta razón, hizo un llamado a los ganaderos para que vacunen la totalidad de sus animales en este primer ciclo, dado que un solo animal sin biológico representa un riesgo para la sanidad pecuaria de Colombia.

“La vacunación es una de las herramientas más importantes para mantener el estatus de país libre de fiebre aftosa, recuperado en febrero del 2020”.

Desde el pasado 14 de junio, inició el ciclo de vacunación contra la fiebre aftosa y la brucelosis bovina en el departamento de Caquetá. Por esta razón, el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, le recuerda a los ganaderos de esa región del país que es importante mantener la sanidad del hato bovino e inmunizar la totalidad de sus animales.

Deyanira Barrera León, directora de la entidad, explicó que se ha avanzado en la programación de predios pecuarios.

“A la fecha, el proyecto local Florencia ha programado 2.843 predios, mientras que para el Proyecto Local San Vicente del Caguán son 1.240 predios. Ya se han visitado 741 predios de la capital de Caquetá y se han vacunado 47.659 animales”.

De paso, recordó que en el municipio del norte del departamento se han visitado 443 predios y se han inmunizado 53.466 animales.

“Desde que inició la vacunación, no se han presentado problemas de movilidad relacionadas con el orden público sino como consecuencia del fuerte invierno por el que atraviesa el departamento de Caquetá. Lo que buscamos es que, entre todos, mantengamos el estatus sanitario de Colombia como país libre de fiebre aftosa, lo que nos permitirá seguir llegando con nuestros productos pecuarios a los mercados internacionales”, puntualizó Barrera León.

A partir del próximo 9 de noviembre y hasta el 23 de diciembre, se llevará a cabo el segundo ciclo de vacunación de 2020 contra la fiebre aftosa y brucelosis bovina. Esto, con el fin de proteger el hato ganadero y continuar dando las bases sanitarias para la apertura de nuevos mercados internacionales para los productos pecuarios colombianos.

“Todos los animales deben ser vacunados en las fechas establecidas, por eso es importante el compromiso de los ganaderos y, de esta manera, mantener el estatus de país libre de fiebre aftosa con vacunación”, indicó la gerente general del ICA, Deyanira Barrero León.

La entidad, como responsable de velar por la sanidad agropecuaria del país, formalizó la decisión mediante la Resolución 077663 del 19 de octubre de 2020, la cual establece que la vacunación se aplicará a todos los animales de la especie bovina y bufalina existentes en el territorio nacional, con excepción de los corregimientos de Puerto Alegría y El Encanto en el Amazonas, al igual que el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina; las islas de Gorgona y Malpelo, y el Urabá Chocoano, zonas declaradas libres de esta enfermedad sin vacunación.

“Le recuerdo a los ganaderos que con la vacunación estamos protegiendo sanitariamente al país de esta enfermedad, por eso estaremos realizando la supervisión a todo el proceso”, explicó la funcionaria.

Durante este nuevo ciclo, el Instituto realizará supervisión de la cadena de frío en todos los puntos de distribución autorizados a predios vacunados y a vacunadores para garantizar el adecuado desempeño de la jornada.

“Con relación a la vacuna contra la brucelosis bovina, se inmunizará a toda hembra bovina y bufalina entre los 3 y 9 meses de edad existentes en el país, con excepción de aquellas que se encuentren ubicadas en la Provincia de García Rovira, en el departamento de Santander; la Provincia Norte y Gutiérrez, en el departamento de Boyacá; y el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina”.

Cabe recordar que únicamente podrán aplicarse los lotes de vacunas registradas contra la fiebre aftosa y brucelosis bovina que hayan sido evaluados y aprobados por el ICA, según los parámetros de esterilidad, inocuidad, potencia y pureza.

No muy positivo fue el balance que dejó la sesión virtual que la Asamblea Departamental realizó para conocer si los Alcaldes de Caquetá están cumpliendo o no con la normatividad frente al sacrificio de bovinos y porcinos.

El diputado Wilder López, autor de la Proposición en la que se invitaba a los mandatarios y autoridades del ramo, manifestó que si bien hubo buena asistencia quedó claro que algunos Alcaldes no cuentan con recursos para poner a funcionar plantas de sacrificio.

“Varios municipios del Caquetá no están cumpliendo con la reglamentación que exige el Invima y por eso no prestan este servicio a sus habitantes. Igualmente se expresó la preocupación de las autoridades por los sitios que funcionan de manera ilegal, lo que puede afectar la salud de los caqueteños que consumen esa carne”.

De otro lado, la directora técnica de Salud Pública Departamental, Lina Marcela Giraldo, dio a conocer que la región cuenta sólo con tres plantas de sacrificio autorizadas, las cuales están ubicadas en Florencia (Cofema), San Vicente del Caguán y El Doncello.

En ese mismo sentido, María del Mar Moreno, representante del Invima, dijo que la planta de beneficio de Cofema está autorizada para distribución de bovinos a nivel nacional y de porcinos a nivel local; Frigo Caquetá, de San Vicente del Caguán, está abierta para bovinos y está autorizada para distribución a nivel local, mientras que la planta La Libertad, de El Doncello, es para sacrificio de bovinos que se distribuyen a El Paujil y Puerto Rico.

De hecho, la planta de Solano tiene una medida sanitaria, pero puede funcionar bajo un concepto sanitario donde conste el cumplimento de las condiciones higienicosanitarias. Las demás poblaciones no tienen autorización por diversos inconvenientes.

El Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, autorizó la realización de eventos de concentración de animales y ferias ganaderas en todo el país.

Deyanira Barrero León, directora general de la entidad, explicó que también se autorizó la renovación de las licencias zoosanitarias de funcionamiento de los eventos que se encontraban suspendidos a causa de la cuarentena que generó el COVID – 19.

“En lo relacionado a la realización de eventos con presencia de público, le corresponde a las Alcaldías Municipales y a las autoridades de salud determinar la viabilidad de autorizar el desarrollo y aprobar los protocolos de bioseguridad, conforme a lo establecido por el Gobierno Nacional para evitar contagios por el coronavirus”.

Así mismo, se encuentra habilitado el Sistema de Información para Guías de Movilización Animal, SIGMA, con el propósito de que las gerencias seccionales del ICA, a nivel nacional, puedan cargar las nuevas licencias de funcionamiento que se otorgan a las concentraciones ganaderas.

“El Instituto puede otorgar usuario del sistema SIGMA a los administradores del evento para la comprobación de las guías de movilización de entrada y la generación de las guías de salida para las subastas ganaderas, facilitando de esta manera el proceso de ingreso y salida de los animales”.

Debido a que el sacrifico ilegal de bovinos y porcinos en el departamento de Caquetá viene en aumento, lo que pone aún más en riesgo la salud pública de la región, para este miércoles 21 de octubre los 16 Alcaldes de la jurisdicción pasarán ‘al tablero’ en la Asamblea Departamental para que expliquen qué acciones están tomando para contrarrestar este flagelo; además, se contará con la presencia de la secretaria de Salud Departamental, Lilibet Galván, y demás entidades que tienen que ver con el tema como el Invima, el ICA y los Concejos Municipales.

El diputado Wilder López Márquez, explicó que con el fin de determinar el estado actual del proceso de sacrificio y así poder contribuir a la implementación de políticas que permitan minimizar esta práctica prohibida, la Duma realizará una sesión virtual con los mandatarios locales.

“En este sentido, presenté una Proposición que fue avalada por todos los Diputados y que contiene un cuestionario que deberán responder los Alcaldes. Una de ellas, por ejemplo, tiene que ver con las medidas que actualmente tienen establecidas para dar cumplimiento al Decreto 1500 de 2007 y que estipula el reglamento técnico a través del cual se crea el Sistema Oficial de Inspección, Vigilancia y Control de la Carne, Productos Cárnicos Comestibles y Derivados Cárnicos Destinados para el Consumo Humano y los requisitos sanitarios y de inocuidad que se deben cumplir en su producción primaria”.

Así mismo, los Corporados deberán dar a conocer si cuentan o no con plantas autorizadas para el sacrificio, cuáles son y si tienen convenios autorizados por el Invima para el abastecimiento formal de carne para cada localidad.

“Queremos conocer también qué controles y qué medidas tiene actualmente para combatir el sacrificio ilegal, entre otros interrogantes, porque la idea es terminar con estas labores que están poniendo en juego la salud pública de los caqueteños”.

 

El Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, de manera articulada con Porkcolombia, comprobó que una amplia zona del país en la que se concentra la producción porcina tecnificada, ya se encuentra libre del virus causante de la enfermedad de Aujeszky, la cual es altamente contagiosa al afectar el sistema nervioso central y presenta índices de mortalidad elevados en los animales jóvenes, mientras que en cerdos adultos produce afecciones respiratorias.

Según los últimos muestreos serológicos de vigilancia activa, se evidencian resultados negativos y, además, se cumplieron con las directrices entregadas por la Organización Mundial de Sanidad Animal, OIE.

“La zona libre está conformada por Antioquia, excepto Urabá y Bajo Cauca antioqueños; Boyacá, Caldas, Caquetá, norte y centro de Cauca, sur de Casanare, Chocó, Cundinamarca, Huila, Meta, Quindío, Risaralda, Santander, Tolima y Valle del Cauca, departamentos que cuentan con una población aproximada de 2’700.000 porcinos en casi 37.000 predios y en ella se encuentra el 95% de la producción tecnificada del país”, señaló la gerente general del ICA, Deyanira Barrero León.

De hecho, Colombia fue autodeclarada como libre de la enfermedad al cumplir con las metas y tras establecer nuevas zonas libres de enfermedades, lo que le permitirá al país tener más opciones de negociación y facilitar la admisibilidad sanitaria de los productos porcinos en los mercados internacionales.

Una vez analizado el avance del ciclo de vacunación y ante las dificultades que se han presentado para efectuar la vacunación de ganado contra la fiebre aftosa y la brucelosis como, por ejemplo, la pandemia del COVID – 19 y la ola invernal, el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, determinó extender el primer ciclo correspondiente al año 2020 en Caquetá.

Deyanira Barrero León, gerente general de la entidad, explicó que tras el análisis realizado conjuntamente con FEDEGAN y los organismos ejecutores autorizados, se estableció ampliar dos semanas más esta importante jornada.

“En los municipios de Florencia, Solano, Cartagena del Chairá, San Vicente del Caguán y Puerto Rico se amplió hasta el 16 de julio. Hacemos un llamado a los ganaderos para que vacunen la totalidad de sus animales en este primer ciclo, dado que un solo animal sin vacunar representa un riesgo para el estatus sanitario del país, recuperado en el pasado mes de febrero”.

Para esto, se expidió la Resolución 070753 del 1 de julio de 2020 en la que se establecen las fechas y municipios cobijados con esta medida, la cual fue tomada teniendo en cuenta afectaciones por condiciones climáticas, ya sea por invierno o verano intenso, problemas de orden público y la pandemia.

“Recordemos que el incumplimiento de esta norma, se sancionará de conformidad con lo establecido en el artículo 17 de la Ley 395 de 1997. Desde el ICA tomamos estas medidas en el marco de nuestra competencia de expedir las normas para la prevención, control y erradicación de enfermedades como la fiebre aftosa y la brucelosis bovina”, puntualizó la funcionaria.

FACEBOOK

INSTAGRAM

Top