Mostrando artículos por etiqueta: icbf

Con la consigna de transformar la educación inicial en las zonas rurales de San Vicente del Caguán, un grupo de jóvenes se trasladó en motocicletas hacia las veredas Brisas de la Tunia, Bajo Guaduas y El Rubí con el fin de aprovechar el territorio como un espacio pedagógico donde los niños entre los 0 y 5 años cuenten con entornos seguros y armoniosos.

Así lo dio a conocer Bertulio Cabrera Plazas, director del Icbf en Caquetá, quien aseguró que éste tipo de actividades permiten que los menores puedan expresarse, resignificar los lugares y explorar sus diferentes lenguajes.

“Las jóvenes del operador Fundar J.S.G. que lograron iniciar el piloto de este modelo de educación inicial en septiembre de 2021, gracias al apoyo de la Red Juvenil de Comadres y Compadres Constructores de Paz, a su llegada a los territorios desarrollan diferentes estrategias novedosas con más de 480 familias”.

Entre las actividades que realizan, están los encuentros en los hogares de los beneficiarios para generar experiencias significativas desde su cotidianidad y alrededor de buenas prácticas de cuidado y crianza de sus hijos.

“Además, realizan encuentros grupales donde se generan experiencias itinerantes y, de paso, espacios en diferentes lugares de las veredas a través de actividades como la olla comunitaria en la que se resignifica el valor del lugar y bajo el acompañamiento de las madres, ya que los niños se involucran en la preparación de los alimentos”.

Este modelo de educación inicial rural itinerante, basado en resiliencia a partir de la construcción de redes entre la comunidad que aporta a la transmisión de saberes para las niñas y niños de las zonas rurales de San Vicente del Caguán, fue una de las experiencias ganadoras del primer encuentro de Experiencias de Primera que se llevó a cabo el 10 y 11 de mayo en Bogotá.

 

 

En el marco de la conmemoración del Día de la Niñez, la directora del ICBF, Lina Arbeláez, destacó el trabajo en equipo realizado en los 16 municipios de Caquetá que se benefician de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, PDET, de la mano de la Agencia de Renovación del Territorio, ART.

“El trabajo se ha orientado a mejorar la cobertura, calidad y pertinencia de los servicios de educación inicial; además, se han diseñado las iniciativas pertinentes como el nuevo Servicio de Educación Inicial Rural que implementa prácticas de cuidado y crianza que favorecen el desarrollo infantil y, de paso, se impulsa una oferta de formación pertinente a las necesidades del talento humano en el campo como madres comunitarias y agentes educativos que habitan en la ruralidad”.

También se destaca que, en el marco de los procesos de formación del talento humano, en 2021 se implementaron procesos de formación y cualificación al 30% de agentes educativos, madres y padres comunitarios que prestan su servicio en los municipios rurales del país, lo que corresponde a 6.041 beneficiarios.

Por su parte, el director general de la ART, Juan Carlos Zambrano Arciniegas, recordó que los PDET tienen ocho pilares de desarrollo y que es el número cuatro de Educación y Primera Infancia Rural en el que específicamente trabajan las dos entidades.

“Éste incluye iniciativas que fueron planteadas por las comunidades en la fase de planeación participativa y que están relacionadas con la atención a la Primera Infancia y son implementadas por el ICBF; igualmente, se destacan temas de infraestructura educativa, cobertura y formación del talento humano”.

Estos hechos son producto del esfuerzo y el trabajo en equipo de entidades públicas, gobiernos territoriales, las comunidades, el sector privado y la cooperación internacional.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, habilitó 465 unidades de servicio para que 16.211 niñas y niños reciban la atención de manera presencial en los 16 municipios del departamento del Caquetá.

A través del retorno a la presencialidad, la entidad busca garantizar el desarrollo cognitivo, motor y psicosocial de los menores que acuden a los servicios de primera infancia y siguiendo todos los protocolos de bioseguridad para su cuidado, el de sus familias y todo el talento humano que los atiende.

Bertulio Cabrera Plazas, director del Instituto en nuestro departamento, explicó que el regreso a las unidades de servicio se ha concertado con padres de familia, madres comunitarias, agentes educativos, entidades territoriales, autoridades indígenas y operadores.

“El propósito es garantizar una atención presencial integral, oportuna y con calidad para la primera infancia del departamento. El ICBF inicia este proceso de apertura de atención a niñas y niños de cero a cinco años en Centros de Desarrollo Infantil, Hogares Comunitarios y Hogares Infantiles, así como en la modalidad Familiar, Propia e Intercultural y de Educación Inicial Rural”.

Con este tipo de acciones, lo que se busca es que los mejores acojan con naturalidad este tipo de procesos de formación, pese a los cambios en los hábitos que trajo la pandemia del Coronavirus.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, en Caquetá, continúa acompañando a los 16 municipios PDET de la región en lo que tiene que ver con la educación rural y primera infancia, derecho a la alimentación y a la seguridad alimentaria de los niños del departamento.

Por esta razón, ha enfocado sus esfuerzos en la atención de más de 16 mil menores, previniendo la desnutrición y otros riesgos.

Bertulio Cabrera Plazas, director de la entidad en esta parte del país, explicó que en articulación con los entes territoriales se sigue trabajando de manera conjunta para identificar a la población menor de cinco años que aún no ha sido atendida dentro de la oferta institucional en estos municipios.

“Durante la vigencia 2021, el ICBF ha avanzado en la focalización de la población ubicada en zonas rurales y rurales dispersas dadas sus necesidades, haciendo la solicitud para la ampliación de la cobertura en las modalidades de Primera Infancia en los 16 municipios PDET”.

Frente al derecho a la alimentación y la seguridad alimentaria, el Instituto ha acompañado a la población y socializado la formulación, implementación y evaluación de los planes municipales y departamentales de Seguridad Alimentaria y Nutricional, además de la garantía del derecho a la alimentación.

“Adicionalmente se viene ejecutando la modalidad ‘1.000 Días para Cambiar el Mundo’, la cual busca prevenir la desnutrición en niños menores de cinco años, así como en mujeres gestantes con bajo peso, logrando la entrega de 108.270 kilos de bienestarina y 3.532 kilos de alimento para mujer gestante y madre en periodo de lactancia en lo que va corrido del año”.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, invita a las comunidades étnicas del país a que presenten sus proyectos de fortalecimiento familiar y comunitario en el marco de la modalidad Territorios Étnicos con Bienestar, TEB, que beneficiará a 15 mil familias en el año 2022.

El director de la entidad en Caquetá, Bertulio Cabrera Plazas, explicó que las iniciativas a presentar deberán estar enfocadas al desarrollo de tres componentes: fortalecimiento familiar, fortalecimiento comunitario y convergencia de oferta para la inclusión social y productiva.

“Éstas deberán ser entregadas en las Regionales o Centros Zonales del ICBF entre el 19 y 22 de octubre de 2021. Las entidades u organizaciones que pueden ser contratadas para desarrollar los proyectos TEB son, por ejemplo, cabildos, autoridades tradicionales indígenas, resguardos indígenas, territorios indígenas, asociaciones de cabildos y asociaciones de autoridades tradicionales indígenas a los que previamente se les haya reconocido su personería para la prestación de los Servicios Públicos de Bienestar Familiar por parte del Instituto”.

Igualmente Consejos Comunitarios de Comunidades Negras conformados según los parámetros establecidos por el Decreto 1066 de 2015, previa concertación con la comunidad que será beneficiada; organizaciones del pueblo Rrom que se encuentren certificadas por el Ministerio del Interior y organizaciones representativas de grupos étnicos legalmente constituidas.

“Así mismo, entidades sin ánimo de lucro y Uniones Temporales o consorcios compuestos por entidades sin ánimo de lucro cuyo objeto social se relacione con el contrato y previa concertación de la línea técnica con la comunidad étnica”.

Cabrera Plazas recordó que el ICBF realizará un acompañamiento técnico de los proyectos a presentar por parte de las comunidades, enfocándolos desde las necesidades e intereses de las familias étnicas beneficiarias.

“Cabe resaltar que los proyectos seleccionados se implementarán durante nueve meses a partir del 1 de febrero de 2022”.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, invita a las familias del departamento del Caquetá a postularse para hacer parte del programa de Hogar Sustituto a través del cual se les brinda protección a los niños de la región.

El director de la entidad, Bertulio Cabrera Plazas, explicó que lo que se busca con esta iniciativa es mejorar la calidad de vida de los pequeños a los que se les vulneraron sus derechos.

“La modalidad de Hogar Sustituto tiene como objetivo brindar atención a niños y adolescentes cuando sus derechos han sido amenazados o vulnerados, permitiendo potencializar habilidades, destrezas, intereses y aptitudes que contribuya a su formación personal y construcción de su proyecto de vida”.

De acuerdo con el funcionario, una familia sustituta debe brindar condiciones óptimas de afecto y cariño, estar dispuesta a recibir a los menores de edad sin distingo de raza, creencia o situación, contar con espacio suficiente en su vivienda y aceptar la asesoría, capacitación, seguimiento y supervisión que el ICBF haga de cada caso.

“Las familias interesadas pueden acceder a toda la información y postularse, deben enviar un correo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Allí se les dará la asesoría necesaria para acceder a este programa y ayudarle a un infante a salir adelante”.

 

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, seccional Caquetá, implementará desde este mes un nuevo servicio de Educación Inicial Rural, EIR, en los municipios de San Vicente del Caguán, Cartagena del Chairá y San José del Fragua, donde serán beneficiados 880 niños de cero a cinco años de edad.

Bertulio Cabrera Plazas, director seccional de este instituto, explicó que esta iniciativa también llegará a mujeres gestantes a través de un modelo innovador.

“Esto, con la implementación de prácticas de cuidado y crianza que favorecen el desarrollo infantil y que sirven como eje pedagógico y metodológico. A través de este programa, le estamos dando cumplimiento a la ampliación de cobertura en servicios de primera infancia en la subregión del Piedemonte Caqueteño y Cuenca del Caguán de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, PDET”.

Así mismo, recordó que su ejecución se hará por medio de cuatro estrategias de atención que son los encuentros en el hogar, encuentros grupales, acompañamientos telefónicos y radio educativa.

“Además, se incluye una práctica de autoabastecimiento alimentario como mecanismo para fortalecer la seguridad y soberanía alimentaria, la entrega de un kit didáctico y una práctica de trabajo comunitario”.

En el Centro de Desarrollo Infantil Creciendo con Alegría, ubicado en el barrio Ciudadela Habitacional Siglo XXI de Florencia, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, realizó un conversatorio y presentación de la estrategia ‘Regresamos a la Presencialidad’, actividad que busca motivar a las familias para el retorno de los niños a los servicios de primera infancia de manera presencial.

Bertulio Cabrera Plazas, director de la entidad en Caquetá, explicó que durante el encuentro se invitó a padres de familia a hacer uso de estos servicios, ya que allí se garantiza la salud de los funcionarios e infantes al aplicar todos los protocolos de bioseguridad.

“El proceso de retorno a la presencialidad está siendo garantizado con la vacunación de todo el personal encargado de la atención de los menores. También estamos aprovechando esta estrategia para promover la presencialidad en las unidades de servicio, ya que se les garantiza el derecho a la recreación y a la educación inicial”.

Por esta razón, el funcionario invitó a los tutores y acudientes a llevar a sus hijos a las unidades de servicio del ICBF, donde se les ofrece un servicio de carácter integral y se les permite regresar a sus actividades cotidianas con seguridad.

Cerca de 217 Unidades de Servicio, UDS, del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, han sido habilitadas para que los menores regresen a su educación inicial de manera presencial.

El director de la entidad en Caquetá, Bertulio Cabrera Plazas, explicó que serán atendidos 4.867 niños en los 16 municipios del departamento.

“El regreso a la educación inicial de la primera infancia es ofrecido por madres comunitarias, agentes educativos y todo el talento humano en Centros de Desarrollo Infantil, CDI, Hogares Infantiles y Desarrollo Infantil en Medio Familiar. Con el regreso a la presencialidad, se busca garantizar la atención integral a los pequeños que acuden a las Unidades de Servicio siguiendo todos los protocolos de bioseguridad para su cuidado, el de sus familias y todo el talento humano”.

Por esta razón, y de manera especial, invitó a los padres de familia y cuidadores para que lleven de nuevo menores a los CDI y Hogares Comunitarios.

“Ahí los estará esperando todo el personal capacitado que tenemos para seguir atendiendo a la población objeto”.

Finalmente el funcionario dijo que la atención bajo el esquema de presencialidad está acompañada de la vacunación a los cuidadores que atienden a la primera infancia, lo que garantiza la confianza necesaria para que los padres de familia lleven a sus hijos a desarrollar sus actividades lúdicas y pedagógicas.

 

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, en el marco de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, PDET, en la subregión Cuenca del Caguán y Piedemonte Caqueteño, cuenta con 33 iniciativas correspondientes a la estrategia de atención a la primera infancia y enfoque étnico en educación, para lo cual se han desarrollado acciones para fortalecer la atención a los menores priorizados que habitan en zonas rurales del departamento.

Bertulio Cabrera Plazas, director de la entidad en esta parte del país, explicó que se han beneficiado 174 menores de edad.

“Los pequeños que han recibido esta atención se encuentran en las veredas Morras, Los Andes, El Roble, San Luis del Oso, Libertad y Rovira del municipio de San Vicente del Caguán en el antiguo ETCR Miravalle y en Agua Bonita de La Montañita”.

De paso, enfatizó en que lo que se busca es potenciar el desarrollo integral de la primera infancia desde la gestación.

“Se ha logrado la ampliación de cobertura en 174 cupos para atender a niños y mujeres gestantes pertenecientes a familias en proceso de reincorporación, hijos de la paz y familias campesinas a través de las modalidades Institucional y Propia e Intercultural. El Instituto lo que quiere es potenciar el desarrollo integral de la primera infancia desde la gestación a través de la educación inicial con estrategias que responden a las características propias de sus territorios y comunidades”.

Así mismo, dijo que se continúan realizando acciones articuladas con los entes territoriales al brindar asistencia técnica para el levantamiento de información y focalización de niños y mujeres gestantes, el lineamiento para construcción de nuevas infraestructuras y oferta institucional.

Página 1 de 2

FACEBOOK

Instagram

Top