Mostrando artículos por etiqueta: pdet

Buscando promover la creación de narrativas de transformación en la Red de Reporteros Comunitarios PDET, dos emisoras de Caquetá junto a líderes sociales e integrantes de la oficina de prensa de la Alcaldía de Belén de los Andaquíes adelantaron un importante taller de fortalecimiento de producción radial.

Diana Cristina Gómez Reyes, directora de la Agencia de Renovación del Territorio, ART, en la subregión de la Cuenca del Caguán y Piedemonte Caqueteño, explicó que esta iniciativa fue posible gracias al apoyo del programa Propaz II de la Agencia de Cooperación Alemana GIZ.

“La Emisora Comunitaria Radio Andaquí, la emisora institucional Radio Belén, líderes sociales y la Alcaldía de Belén realizaron este ejercicio para poder conocer la manera en la que se pueden divulgar todas las acciones en favor de las comunidades”.

En ese mismo sentido, Arturo Rojas, docente universitario y coordinador del proceso de Fortalecimiento de Producción Sonora, sostuvo que en Belén de los Andaquíes se ha hecho un proceso interesante con la Red de Reporteros Comunitarios.

“Sin duda, este proceso hay que continuar fortaleciéndolo en el tiempo porque es necesario que se puedan dar a conocer todas las obras que se hagan en pro de los habitantes de esta parte de Caquetá”.

Dicha capacitación tuvo una duración de 32 horas teórico – prácticas en las que se abordaron temáticas como la fase de planeación participativa que dio origen a los PDET y su implementación; además, se realizó un diagnóstico de los aspectos técnicos, administrativos de la emisora comunitaria e institucional de la localidad, se brindó una asesoría sobre el género periodístico de la entrevista y se llevó a cabo la capacitación técnica para la producción de piezas de radiodifusión sonora.

La Agencia de Renovación del Territorio, ART, el Instituto Nacional de Vías, Invías, Ecopetrol y las autoridades locales, entregaron a la comunidad el mejoramiento de una vía de ocho kilómetros que conecta los municipios de El Paujil, Cartagena del Chairá, La Montañita y Florencia bajo el mecanismo de ‘Obras por Impuestos’.

Mauricio Mora, jefe regional de entorno de Ecopetrol, aseguró que en esta obra se invirtieron 26 mil millones para beneficiar a 257 mil personas de la región al mejorar la conectividad entre las poblaciones y disminuir los tiempos de desplazamiento que se ven afectados por los cierres del tramo debido a las condiciones climáticas.

“Los trabajos realizados duraron 13 meses y comprendieron la pavimentación, obras de drenaje y muros de contención, entre otras intervenciones. En la adecuación y pavimentación de la vía participaron 144 personas de la región. Esta obra contribuirá a mejorar la competitividad de la región y calidad de vida de los caqueteños porque representa una gran oportunidad para cerrar brechas en infraestructura, mejorar nuestra presencia e impulsar el desarrollo de los territorios”.

En ese mismo sentido, Juan Carlos Zambrano Arciniegas, director general de la ART, explicó que con e el mecanismo de ‘Obras por Impuestos’ las empresas que invierten en las zonas afectadas por la violencia tienen la oportunidad de realizar obras de impacto social.

“Estas obras estimulan la inversión en los territorios, dinamizan la economía y potencializan la región. Con esto se convierten en actores clave que aportan a la construcción de paz de manera directa”.

Un aula escolar en la institución educativa rural Remolino Alto Orteguaza del corregimiento El Danubio, zona rural de Florencia, fue construida con una inversión de 277 millones de pesos para beneficiar a 62 estudiantes.

Diana Cristina Gómez Reyes, directora de la Agencia de Renovación del Territorio, ART, en la subregión de la Cuenca del Caguán y Piedemonte Caqueteño, explicó que con este tipo de iniciativas se dan para darle movilidad a los proyectos del Pilar 4 de Educación Rural y Primera Infancia de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, PDET.

“Estos 277 millones de pesos incluyen desde la estructuración hasta su construcción y, de paso, se benefician 62 pequeños de los 148 matriculados en el plantel educativo, quienes tenían que ver clase en el mismo espacio de los dormitorios”.

Dicha aula mide seis metros por 11.7 metros en concreto reforzado con muros de ladrillo farol pañetados, estucados y pintados, con andenes en concreto escobillado y pisos internos en cerámica tipo antideslizante; además, comprende instalaciones eléctricas con sus acometidas y puntos de alumbrado para garantizar los procesos académicos de los alumnos de los grados décimo y undécimo.

De otro lado, Jorge Ricardo Becerra Osorio, rector de la institución educativa, sostuvo que estas acciones traen el mejoramiento de la calidad de vida de los niños y de los docentes.

En ese mismo sentido, Leyder Cerquera, delegado del Grupo Motor de Florencia y quien participó en el proceso de construcción de los PDET desde la fase veredal, recordó que el beneficio lo recibe, realmente, todo el corregimiento.

“Estamos hablando de 14 veredas y un cabildo indígena, es decir, unas 1.200 personas y es una infraestructura que va a servir para muchas generaciones venideras; por eso, es incalculable la cantidad de gente que va a beneficiar esta obra”.

Buscando fortalecer la cadena cacaotera con enfoque de inclusión para mejorar la productividad, estimular la conservación de los bosques y la rentabilidad económica, 96 familias de los municipios de Puerto Rico y San Vicente del Caguán, agrupadas en el Comité de Cultivadores de Cacao en Sistemas Agroforestales de San Vicente del Caguán, Comicacao, junto con algunas más de La Macarena, Meta, iniciaron la ejecución de un proyecto para incrementar la producción del grano.

Diana Cristina Gómez Reyes, directora de la Agencia de Renovación del Territorio, ART, en la subregión de la Cuenca del Caguán y Piedemonte Caqueteño, explicó que esta iniciativa tiene un componente técnico, ambiental y socio – empresarial.

“La meta es pasar de 300 o 400 kilogramos de cacao a 1.300 kilógramos por hectárea, Se va a lograr porque la zona es propicia, porque se harán unos acompañamientos con fertilización y uno más muy preciso y muy puntual en extensión agropecuaria”.

En ese sentido, José Andrés Morales Barreto, coordinador técnico de Comicacao, sostuvo que se han dispuesto para este proyecto 888 millones de pesos del Programa Colombia Sostenible, adscrito al Fondo Colombia en Paz, recursos que serán invertidos en insumos, adecuaciones para fermentación y secado del grano, acompañamiento en extensión agropecuaria y capacitaciones en escuelas de campo.

Así mismo, cuenta con una contrapartida de las comunidades y del Comité en mención para realizar labores de poda, manejo fitosanitario y aplicación de planes de fertilización en el sistema productivo cacaotero.

Un total de 78 familias de la zona rural de Florencia, Caquetá, que hacen parte de la Asociación de Productores de Café Ecológico Amazónico, reactivan su economía a través de la comercialización del grano verde, luego de recibir en 2019 un centro de acopio dotado para café verde y pergamino en el marco de la implementación de iniciativas de Reactivación Económica y Producción Agropecuaria de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, PDET.

La edificación, que tuvo un costo de 178 millones de pesos, ha permitido la comercialización de hasta tres toneladas anuales de café en épocas de cosecha y de dos toneladas en promedio durante ‘la traviesa’ o cosecha secundaria de las variedades Tabí, Castilla, F5, F8 y Catimor.

José Ramiro Aguirre Quintero es el representante legal de la Asociación de Productores de Café Ecológico Amazónico – Asomacafé, quien explica sobre la importancia de este centro de acopio para los campesinos de 25 veredas del sector, es lograr vender a un solo comprador y obtener un precio digno y no el que proponían los intermediarios.

“Los PDET son algo muy bonito. La verdad es que este centro de acopio fue por el PDET y fue un beneficio muy bueno porque la gente se motiva viendo una ayuda de esta índole”.

Las expectativas de los asociados ahora van más allá de lograr la venta del grano de café pergamino, el cual es secado en una máquina de silo y comercializado a un socio en el departamento del Huila. Estas 78 familias tienen puestas las esperanzas en lograr conseguir el registro Invima y el código de barras para poder llevar a los hogares de los habitantes de Florencia el café molido para que sea servido en taza.

“Esa es mi ilusión de estar aquí porque yo vengo de ancestros cafeteros, sé de calidad, me crie en el café, me pensioné en el café, trabajo con el café y siempre me gusta liderar los grupos cafeteros para que echen adelante y porque es una buena renta”, explica José Ramiro Aguirre Quintero.

Este Café Ecológico Amazónico de óptima calidad, que se cultiva gracias a las propiedades del suelo, muestra cómo en una región en la que hasta hace pocos años se sembraba la desesperanza puede darse un producto especial y decir que ¡Algo maravilloso está pasando!

Habitantes de la vereda Trocha Diez del municipio de Valparaíso, sur de Caquetá, fueron los beneficiarios de un sistema de baterías sanitarias y el cambio de cubierta en la institución educativa rural Santiago de la Selva, sede Santa Fe. El proyecto, tuvo una inversión de 112 millones de pesos y con él se contribuye a mejorar la infraestructura destinada al aprendizaje de los menores.

Diana Cristina Gómez Reyes, coordinadora de la Agencia de Renovación del Territorio, ART, en la subregión de la Cuenca del Caguán y Piedemonte Caqueteño, explicó que el sistema de baterías consta de cinco lavamanos, tres tazas sanitarias, barras para facilitar el acceso de estudiantes con capacidades diversas, dos tanques de 500 litros cada uno, instalaciones eléctricas, enchapes, pozos sépticos para manejo de aguas y puertas metálicas.

“Tanto los niños como las niñas que van a los estos beneficiarios directos, van a comenzar a disfrutar de este espacio para mejorar obviamente las condiciones en la sede. Así mismo, el cambio de la cubierta incluyó la instalación de canal en lámina galvanizada, bajante para aguas lluvias, vigas metálicas y tejas arquitectónicas máster”.

Al respecto, Luz Mary Vega, docente de la institución educativa Santiago de la Selva, sede Santa Fe, reconoció los beneficios de esta obra porque, a través de las iniciativas PDET, están mejorando las condiciones en las que los menores asisten a sus clases y, por ende, la calidad de vida.

“Este proyecto era necesario debido a que tanto las baterías como la cubierta, presentaban deterioro por el tiempo y el uso; además, ya habían cumplido su ciclo de utilidad. Venía el viento y nos arrancaba las tejas, las botaba lejísimos y todo se nos mojaba por dentro porque llovía”.

En el marco de la conmemoración del Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas del Conflicto, la Agencia de Renovación del Territorio, ART, en la subregión Cuenca del Caguán y Piedemonte Caqueteño junto con la Unidad para las Víctimas le recordaron al país que una de cada tres personas que viven en los 170 municipios que hacen parte de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, PDET, han sido víctimas de la violencia y que son ellas quienes están en el centro de todos los esfuerzos de la política de Paz con Legalidad.

De acuerdo con el consejero presidencial para la Estabilización y Consolidación, Emilio Archila, en esta subregión se han invertido 9.500 millones de pesos para reparar a las víctimas.

“Desde 2019 se han ejecutado 12 proyectos de fortalecimiento social y comunitario, aunados a las iniciativas de reparación que se están gestando en el territorio para resarcir el daño que han padecido las comunidades en el marco del conflicto”.

Una de ellas es la medida de reparación colectiva a la comunidad de las veredas Fragua Delicias, La Tortuga y Puerto Torres de la inspección de Puerto Torres, zona rural de Belén de los Andaquíes, donde se implementa un proyecto para el establecimiento de una unidad productiva piscícola comunitaria.

“Luchando con fuerza hemos estado saliendo adelante y con la ayuda de estos proyectos nos apoyan bastante para poder volver a encajar en el camino que veníamos realizando”, expresó Samuel Ramos González, vicepresidente de la Junta de Acción Comunal de la inspección de Puerto Torres.

En un acto simbólico en el que participaron representantes de las comunidades de zona rural del municipio de San José del Fragua, se puso la primera piedra para la ejecución de un proyecto a través del cual se construirán 300 baterías sanitarias para beneficiar a 1.500 personas.

Diana Cristina Gómez Reyes, coordinadora de la Agencia para la Renovación del Territorio, ART, en el departamento, sostuvo que la iniciativa tendrá una inversión de 5.864 millones de pesos.

“Las veredas beneficiadas son Alto Fragua, Bellavista, Cafetales, El Cristal, El Luna, El Rosario, El Vergel, La Esperanza, La Gallineta, La Esmeralda, La Unión, La Paz, La Primavera, La Recreo, La Tigra, Las Iglesias, Mirador, Monterrey, Triunfo San Pedro, Valdivia y Alto San Isidro. Los recursos para hacer realidad este sueño de los fragüeños provienen del Órgano Colegiado de Administración y Decisión, OCAD, Paz tras gestiones de la Administración Municipal”.

Respecto al tema, Albeiro Palomo, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Luna, mostró su satisfacción al saber que después que las comunidades dieron a conocer los proyectos que querían hacer realidad, hoy se esté cumpliendo con uno de ellos.

Las obras se ejecutarán en un lapso de ocho meses y, con ellas, se apunta a reactivar la economía con la generación de empleo de la mano de obra no calificada y el suministro de alimentos para el personal que se encargará de la construcción de las baterías sanitarias, las cuales estarán compuestas por un inodoro, una ducha, lavamanos con enchape, ducto con tanque elevado en la parte exterior, un lavadero y pozo séptico.

Cabe señalar que, además, se les dará tratamiento a las aguas residuales domésticas para reducir los índices de contaminación.

En el auditorio Monseñor Torasso de la Arquidiócesis de Florencia, en medio de una ceremonia religiosa y de un homenaje póstumo, dos familias caqueteñas le pusieron fin a la búsqueda de sus seres queridos, quienes desaparecieron en circunstancias confusas ocurridas en medio del conflicto y que, aún hoy, son objeto de investigación.

“La familia es como un árbol, las ramas toman rumbo diferente, pero las raíces seguirán por siempre siendo las mismas”, decía una de las carteleras escrita por uno de los familiares que acudió al evento.

Hace 20 años, a partir de la denuncia, la Fiscalía General de la Nación inició el proceso de búsqueda, exhumación e identificación con las muestras biológicas tomadas de manera previa a los familiares y haciendo el respectivo cotejo en el banco de información de Medicina Legal.

Confirmada la identidad de cada uno de los cuerpos, la Unidad para las Víctimas procedió al acompañamiento psicosocial a los familiares, preparándolos para la entrega simbólica de sus seres queridos, quienes son víctimas de desaparición forzada y asesinato.

Ante el impacto emocional que generan estos hechos, los psicólogos de la entidad habilitan espacios para la expresión del dolor, la superación del duelo y producir un efecto reparador en las víctimas, respetando los ritos o costumbres propias de los dolientes.

En ese acompañamiento, se garantizó la participación de 21 familiares que recibieron apoyo económico para alimentación, hospedaje, transporte y costos funerarios.

“El paso del tiempo no logró opacar nuestro dolor. En parte, nos genera tranquilidad haber podido darles cristiana sepultura en el cementerio central de Florencia gracias a la Fiscalía y al acompañamiento de la Unidad para las Víctimas”, indicó uno de los asistentes quien pidió omitir su nombre.

 

Comunidades de las veredas El Castillo, La Chontillosa y La Libertad, ubicadas en zona rural del municipio de Solita, cuentan ahora con nuevas obras de mejoramiento vial terciario, las cuales son ejecutadas en el marco de la implementación de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, PDET.

Diana Cristina Gómez Reyes, coordinadora de la Agencia de Renovación del Territorio, ART, en la subregión de la Cuenca del Caguán y Piedemonte Caqueteño, explicó que en el proyecto, que se ejecutó en tres meses, fueron invertidos 596 millones de pesos en las etapas de estructuración y construcción, recursos provenientes de la estrategia ‘Obras PDET’.

“Son obras que tienen un alcance de beneficio superior a 300 familias que fueron identificadas en el marco de la construcción de los PDET y que, efectivamente, están alineadas con infraestructura rural y adecuación de tierras”.

Dentro de los trabajos, se construyeron dos alcantarillas y un boxculvert en la vereda El Castillo, tres alcantarillas y un boxculvert en el tramo La Chontillosa – Las Brisas y un boxculvert en la vereda La Libertad.

Frente a esto, Consuelo Gutiérrez, presidenta del Comité de Vías Pro - Carreteras Chontillosa Medio, sostuvo que ya no van a sufrir cuando se presenta la ola invernal en la región.

“En la temporada de invierno ya no vamos a sufrir por el barro, ya que por ahí pasaba una lechera y a nosotros, que vivimos en la parte de arriba, se nos dificultaba porque se armaba un barrial muy feo. Ahora ya no vamos a tener que cuajar la leche sino que vamos a poder sacarla todos los días”.

Estas obras, según se conoció, tendrán una vida útil de 30 años y, para el caso de las alcantarillas, fueron construidas con tubería de 36 pulgadas en concreto reforzado, mientras que las cajas de los boxculvert fueron hechas en acero con sus respectivas aletas para garantizar el paso de tráfico pesado.

 

Página 1 de 4

FACEBOOK

Instagram

Top