Mostrando artículos por etiqueta: seguridad alimentaria

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, en Caquetá, continúa acompañando a los 16 municipios PDET de la región en lo que tiene que ver con la educación rural y primera infancia, derecho a la alimentación y a la seguridad alimentaria de los niños del departamento.

Por esta razón, ha enfocado sus esfuerzos en la atención de más de 16 mil menores, previniendo la desnutrición y otros riesgos.

Bertulio Cabrera Plazas, director de la entidad en esta parte del país, explicó que en articulación con los entes territoriales se sigue trabajando de manera conjunta para identificar a la población menor de cinco años que aún no ha sido atendida dentro de la oferta institucional en estos municipios.

“Durante la vigencia 2021, el ICBF ha avanzado en la focalización de la población ubicada en zonas rurales y rurales dispersas dadas sus necesidades, haciendo la solicitud para la ampliación de la cobertura en las modalidades de Primera Infancia en los 16 municipios PDET”.

Frente al derecho a la alimentación y la seguridad alimentaria, el Instituto ha acompañado a la población y socializado la formulación, implementación y evaluación de los planes municipales y departamentales de Seguridad Alimentaria y Nutricional, además de la garantía del derecho a la alimentación.

“Adicionalmente se viene ejecutando la modalidad ‘1.000 Días para Cambiar el Mundo’, la cual busca prevenir la desnutrición en niños menores de cinco años, así como en mujeres gestantes con bajo peso, logrando la entrega de 108.270 kilos de bienestarina y 3.532 kilos de alimento para mujer gestante y madre en periodo de lactancia en lo que va corrido del año”.

En la zona de amortiguación del Parque Nacional Serranía de Chiribiquete habitan las comunidades indígenas Coreguaje y Macaguaje, quienes decidieron restaurar los suelos degradados con árboles frutales y maderables.

Limones, uvas caimaronas, guamas, marañones, chontaduros, caimos y otros frutales amazónicos forman parte de estos bosques de comida que empezarán a dar frutos en cuatro o cinco años.

Así lo dio a conocer Sofía Cumaco, una de las coordinadoras del proyecto denominado “Fortalecimiento del gobierno propio, producción y economía para la conservación de los territorios indígenas Coreguaje y Macaguaje” del programa Visión Amazonía del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

“Ya se han sembrado 16.900 árboles en 30 chagras. Cada familia destinó entre una y dos hectáreas para hacer su chagra con la ilusión, a largo plazo, de tener alimentos para compartir en comunidad. Aspiran a seguir teniendo, en 20 años, frutos como el asaí o el milpes para alimentar a los suyos”.

Igualmente explicó que los hombres alistaron el terreno e hicieron los huecos, las mujeres y los niños sembraron los árboles y, juntos, están revisando permanentemente el avance de los arbolitos.

“Aprendieron de monitoreo y miden la altura y el grosor de cada especie con cierta periodicidad, todo con el propósito de augurar alimentos indispensables en la dieta indígena. Recordemos que estas comunidades fueron dotadas con herramientas como palas y dragas, necesarias para las siembras y fueron capacitadas en su idioma para implementar todas las acciones del proyecto”.

Cumaco enfatizó en que incluir a los niños fue una excelente idea porque hay un manejo ambiental dirigido a ellos en esta iniciativa y ellos han estado dibujando cómo quisieran tener su territorio.

Las comunidades Coreguaje y Macaguaje habitan los municipios de Milán y Solano en Caquetá, además de Puerto Leguízamo en Putumayo, hacen uso sostenible de los recursos naturales, conservan su territorio, los bosques, las áreas de protección y son un aliado para evitar la deforestación de la Amazonía colombiana.

Con el objetivo de implementar procesos de formación y capacitación en temas de nutrición humana y producción de alimentos agroecológicos y especies menores en predios rurales, el alcalde de El Doncello, Gerson Enrique Gaviria Cuestas, se desplazó hasta la inspección de Berlín para dar a conocer a los habitantes del sector el proyecto de fortalecimiento de procesos de Seguridad Alimentaria y Nutricional, SAN, con enfoque agrícola.

“Esta es una iniciativa en la que se invertirán 14 mil millones de pesos y que se ha formulado para los municipios de El Doncello, Puerto Rico y Cartagena del Chairá. Se beneficiarán, entre todas las poblaciones, 500 familias, 250 de ellas en El Doncello; por esta razón, nos desplazamos el fin de semana hasta el sector de Berlín para dar a conocer este importante plan”.

Agregó que apoyarán prioritariamente a familias vulnerables y víctimas del conflicto armado que puedan comprobar la tenencia de tierra, la cual deberá ser apta para labores agrícolas y libre de cultivos ilícitos.

Para el mandatario, entre los alcances que tiene el proyecto está el aprendizaje de nutrición humana y producción de alimentos agroecológicos en predios rurales para que cada uno de las personas sea autosustentable.

“También lo que se busca es aumentar la producción de alimentos de origen agrícola y especies menores en los predios de las familias beneficiarias a la par de la consolidación de los procesos de acompañamiento, asistencia técnica y seguimiento a estas familias que incluye huertas mixtas, patios productivos y huertas caseras”.

Gaviria Cuestas finalmente dijo que cada huerta casera constará de cilantro, cebolla, lechuga, tomate, pimiento, acelga y fríjol, mientras que las mixtas tendrán maíz, yuca, piña, caña, bore (alimento para animales) y ahuyama.

FACEBOOK

Instagram

Top